Siga en vivo el debate de control político al ministro de Hacienda

hace 4 horas

Por obras de la Autonorte 1.500 vehículos de Marantá están 'encerrados'

Las obras de ampliación de la autopista no contemplaron la salida de los carros hacia el sur de la ciudad.

Los habitantes del barrio Marantá, ubicado en el costado oriental de la calle 187 con Autopista Norte, manifestaron su inconformidad con las obras de ampliación de ese corredor vial. Critican que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) no hubiera tenido en cuenta la salida de los carros hacia el sur de la ciudad.

La incomodidad con la obra radica en que ahora tienen que desplazarse hasta el retorno de la calle 210 para dirigirse al sur, cuando anteriormente lo hacían por el puente vehicular de la calle 183.

Antes de que comenzara la obra, la salida de Marantá en vehículo podía realizarse para ambos lados (norte y sur), ahora los carros obligatoriamente deben tomar la Autopista hacia el norte, pues justo en la entrada al barrio se ubicó un andén que impide que los automotores que salen del conjunto residencial puedan tomar la vía hacia el sur, pues irían en contravía de los que entran al barrio.

El malestar con la obra es tal, que la Asociación de Copropietarios, Propietarios y Residentes de Marantá le enviará al alcalde Samuel Moreno un derecho de petición para que se solucione de forma "inmediata" el problema generado por las obras.

El presidente de la Superjunta, Franklin Barón Salazar, aseguró que "por más de 20 años la comunidad ha utilizado la salida al sur por el frente de un comercio de tipo zonal y actualmente lo sigue utilizando con el visto bueno de las entidades distritales, pero este uso de la vía ha generado una serie de atropellos por parte de los supuestos dueños de la misma, quienes con oportunismo pretenden chantajear a la comunidad para que paguemos un peaje por el uso de una vía a la cual hemos tenido libre acceso y circulación".

Los habitantes creen que la construcción del andén en la entrada al barrio se debe a que se les quiere obligar a que paguen, en un futuro, un peaje que posiblemente sería construido en la entrada a Bogotá para costear las obras de ampliación de la Autopista Norte hasta el Puente del Común.

El pasado 23 de agosto, día en que el alcalde Samuel Moreno inauguró la obra de ampliación de la Autopista, algunos habitantes de Marantá dicen haber hablado con el secretario de Movilidad, Fernando Álvarez, para exponerle su problemática; según ellos, esta es la hora que no han recibido ninguna respuesta al respecto, por lo que decidieron redactar un derecho de petición.

El barrio Marantá está integrado por 13 conjuntos residenciales con 774 viviendas de estrato 5.