Denuncian que ataque de ‘Skinheads’ tuvo complicidad de la Policía

Al parecer, las autoridades profirieron amenazas a varios de los agredidos.

Una grave denuncia fue hecha por el concejal del Polo Jaime Caicedo, quien asegura que en el ataque registrado el fin de semana pasada en donde estuvieron involucrados un grupo de jóvenes conocidos como los ‘cabezas rapadas' la Policía tuvo complicidad.

El Cabildante señaló que recibió un informe detallado sobre las agresiones que vienen cometiendo integrantes de la pandilla neonazi "Tercera Fuerza" en la Localidad de Fontibón.

De acuerdo con el informe suscrito por la Brigada Antifascista de Occidente, "numerosos miembros de la pandilla de ultraderecha agredieron con armas contundentes y corto punzantes a varios jóvenes de la localidad que se han manifestado opuestos a las constantes agresiones e intimidaciones que ejercen los neonazis en todo el occidente de la capital. Como consecuencia de estos ataques, ocurridos el 14 y 15 de septiembre pasados, varios jóvenes resultaron con heridas graves como trauma cráneo encefálico, fractura de cráneo y heridas profundas en sus extremidades. Los jóvenes tuvieron que ser internados de urgencia en el Hospital de Fontibón y posteriormente trasladados a un centro asistencial de tercer nivel".

Según la información suministrada por el concejal Caicedo, la denuncia enviada agrega que existe presunta complicidad de miembros de la policía de esa localidad, "puesto que cuando se presentaron las agresiones físicas la policía no sólo tardó cuarenta minutos en hacerse presente, a pesar de la gravedad de los hechos, sino que no detuvo a los agresores ni decomisó las armas con las cuales se produjeron serias lesiones a dos jóvenes que se encontraban indefensos".

El Cabildante agregó que la denuncia asegura que "el comandante de la policía local habría proferido amenazas a varios de los agredidos, conminándolos a no reunirse más en el parque fundacional de Fontibón, lugar que se ha convertido en punto de encuentro de las ciudadanos y ciudadanas que resisten los actos criminales de los pandilleros neonazis, so pena de judicializarlos por sus reuniones".

Igualmente, los denunciantes afirman que hechos similares ya habían sido puestos en conocimiento de la policía local sin que se hayan conocido medidas de control sobre los agresores ni de protección sobre los agredidos.

Temas relacionados