Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 3 horas

Joven grafitero no manipuló armas

Tal versión desvirtuaría la hipótesis del policía en el sentido de que actuó en defensa propia.

La Fiscalía General de la Nación informó que Diego Felipe Becerra, el joven grafitero que murió en extrañas circunstancias en Bogotá, no manipuló armas, prueba que dejaría sin piso la versión del Policía que les disparó según el cual actuó en defensa propia.

"La prueba de absorción atómica que me entregaron de Medicina Legal da un resultado negativo, quiere decir que no hubo por parte del muchacho manipulación de armas, o que no disparó un arma", de acuerdo con Viviane Morales, fiscal general de la Nación.

El anuncio del ente acusador se dio a conocer cuatro días después de que la Policía anunciara que el uniformado fue apartado de la institución por tres meses mientras se adelantan las investigaciones.

La Inspección General de la Policía Nacional informó que el patrullero Wilmer Antonio Alarcón Vargas, que disparó contra el joven grafitero, el pasado 19 de agosto en el norte de Bogotá, fue cobijado con medida de suspensión provisional sin derecho a remuneración.

Así mismo, se informó que la investigación disciplinaria interna por homicidio continúa, ahora en su etapa formal, con el fin de establecer el nivel de responsabilidad del uniformado y poder esclarecer las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que falleció Becerra.

Diego Felipe Becerra Lizarazo murió cuando le faltaban 12 días para cumplir 17 años. Sucedió en el barrio Pontevedra, mientras aparentemente pintaba un grafiti. Al lugar llegaron unos policías. Uno de ellos disparó. Todo lo demás es ahora materia de investigación por parte de la Fiscalía.

Temas relacionados