Advierten nexos de urbanizadores piratas de Bogotá con paramilitares

La denuncia fue hecha por la secretaria de Hábitat, María Valencia.

Tras la identificación de ocho integrantes de la red de urbanizadores piratas los “tierreros”, que ayer informó el director de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, la secretaria de Hábitat del Distrito, María Valencia Gaitán, reveló que en este caso de venta de tierras ilegales en el barrio Marruecos al sur de la ciudad, no sólo están involucrados habitantes inocentes que fueron víctima de estafa, sino además, personas dedicadas a la apropiación de terrenos que tienen alianzas con grupos paramilitares.

Valencia Gaitán indicó a este diario algunos detalles que ha encontrado la entidad, luego de haber realizado un censo en el barrio Marruecos en la localidad Rafael Uribe Uribe, en el que detectaron cerca de 15 mil familias involucradas en la compra de predios piratas. La secretaria indicó que todas sus acciones se están dirigiendo al desmonte de la banda los “tierreros” y el fortalecimiento de planes de vivienda para densificar la ciudad y así combatir el crecimiento de los terrenos ilegales en la capital.

¿En qué está trabajando la Secretaría para solucionar el tema de propiedades ilegales en el barrio Marruecos?

Estamos definiendo una política de raíz para empezar a desmontar la mafia de los tierreros. Lo de Hicimos una alianza con la Secretaría de Integración Social y la Caja de Vivienda Popular para hacer un censo cuidadoso. Esto nos permite saber quiénes son realmente las personas vulnerables en estos sectores que compran tierras y se dejan estafar o son aquellos que compran terrenos ilegales para ser terratenientes y luego revender, porque esto es una pirámide.

¿Cuántas familias han sido afectadas por la compra ilegal de predios?

Tenemos detectados 255 polígonos o zonas que sumando el número de familias corresponde aproximadamente a 15 mil en total, que están siendo involucradas en este negocio o estafa. Pero hay diferentes niveles en este caso y no podemos decir que todas ellas son víctimas.

¿Qué han detectado sobre la relación entre los habitantes y el negocio de los urbanizadores piratas?

Este es un negocio que tiene distintos niveles. El más conocido y la cabeza de todo son los los tierreros y ya se están empezando a descubrir las alianzas que tienen con grupos paramilitares. Pero además, hemos encontrado gente que ya tiene un modus operandi para comprar tierras en diferentes zonas ilegales. Por ejemplo conocemos el caso de un señor que tiene 6 predios en distintos lugares. Otro caso es el de 3 personas cuyos predios ya habían sido titularizados en barrios colindantes de forma gratuita por parte de la Caja de Vivienda Popular. Entonces una vez son titularizados, empiezan a buscar otros terrenos informales porque ellos creen que el Distrito, tarde o temprano, tiene la obligación de titularizarlos, ese es su mecanismo.

¿Qué pasará con las personas que realmente fueron víctimas de la estafa por parte de los urbanizadores piratas?

A algunos de los que fueron desalojados se les va a entregar un subsidio de arrendamiento por un mes. Pero esta no es una situación definitiva porque se trata de casos bastante delicados. Si damos solución directamente a la gente que está apoyando la ilegalidad, eso se nos crece porque seguirán apoyándola y se puede fortalecer la solidaridad de los habitantes con la mafia. Por eso tenemos que parar ese fomento a la ilegalidad y producir muchas más viviendas.

¿Qué planes están adelantando para favorecer la política de vivienda?

Le estamos dando prioridad a la densificación de la ciudad y no a la expansión. Vamos a prestarle atención a la definición de bordes de la ciudad que evite la expansión y tendremos mucho respeto y cuidado con los humedales, con las rondas de las quebradas y de los ríos. Esa definición está siendo trabajada con Planeación y la CAR nos dará el visto bueno.

Mientras eso avanza, desde Hábitat estamos revisando los proyectos de densificación de la ciudad con una política muy aguda en la revitalización del centro ampliado.

¿Dónde han pensado realizar la densificación?

Todavía estamos haciendo los estudios para hacer una definición exacta. Estamos formulando un proyecto piloto que nos permite empezar a detectar cuáles son los beneficios de este proyecto, haciendo modelaciones urbanas, financieras, económicas y sociales para tener un modelo final y hacer eco en toda la ciudad en sectores como el centro ampliado.

En general estamos revisando hacerlo en sectores deprimidos y deteriorados para combatir la segregación social y urbanística. Así también queremos disminuir el déficit de vivienda de interés prioritario, esto enmarcado dentro de un ordenamiento urbano de la ciudad donde se piensa la vivienda digna. Para ello estamos empezando abrir una oficina que se llama el Taller de la ciudad.