Este sábado habrá toque de queda para menores de edad en Bogotá

La medida comenzará a regir a partir de las 11 p.m.

Foto: David Campuzano/El Espectador
Foto: David Campuzano/El Espectador

Como parte de las medidas de seguridad que se implementarán en Bogotá para la celebración del Día del Amor y la Amistad, el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, anunció que este sábado 15 de septiembre se adoptará el toque de queda para menores de edad a partir de las once de la noche.

“Esta medida busca proteger la integridad de los menores y velar por su seguridad en un día particularmente crítico para la ciudad, pues habitualmente aumenta de manera sustancial el número de homicidios y lesiones personales”, dijo Asprilla.

El funcionario puntualizó que en el Día del Amor y la Amistad los homicidios son casi el doble, pues mientras en un día normal el promedio es de 5 casos, durante esta celebración la cifra aumenta a 18 entre sábado y domingo. “Por eso la medida va desde el sábado en la noche hasta el domingo en la madrugada”.

La Administración Distrital y la Policía Metropolitana de Bogotá diseñaron un operativo especial en el cual se ejercerá control sobre toda la ciudad haciendo énfasis en la protección de los menores.

“Los niños que se encuentren en la calle después de las once de la noche serán conducidos a coliseos donde sus familias los pueden recoger. Igualmente se llevará a cabo un evento pedagógico sobre el riesgo del alcoholismo en caso de que el número de menores sea importante”, agregó.

La medida también se aplicará el próximo 31 de octubre, sin embargo, aún no se ha definido la hora del toque de queda. “El objetivo es replicar lo sucedido el pasado Día de la Madre, cuando el plan diseñado y aplicado por las autoridades permitió que esta celebración fuera la más pacífica de las últimas décadas”, señaló Asprilla.

El 60 por ciento de las víctimas de homicidios siguen siendo jóvenes entre los 16 y los 30 años. Con respecto a la localidad de Ciudad Bolívar, donde se han presentado mayor número de casos, Asprilla afirmó que las medidas ordinarias rigen para toda la ciudad, pero que se está diseñando el plan de intervención integral en los microterritorios más violentos de la capital, también conocidos como territorios de convivencia.