Agarrón entre el Gobierno y Opaín por El Dorado

Un fuerte enfrentamiento hay entre el Ministerio de Transporte y la firma Opain por el debate sobre si se derriba o no el edificio viejo del aeropuerto El Dorado de Bogotá.

La polémica inició cuando el consorcio Opaín aceptó la decisión del ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, de derrumbar el edificio, pero si se amplía por 15 años más el tiempo de la concesión.

A esta condición del consorcio, Gallego respondió que, "es mejor que Opaín se dedique a construir el nuevo aeropuerto internacional El Dorado y que no pretenda modificar el contrato presionando a través de los medios de comunicación como lo ha venido haciendo".

Asimismo, dijo que el presidente de la firma, Luis Fernando Jaramillo, "tiene que hablar pero mostrando obra. Él tiene que hablar no presionando por los medios sino ejecutando obras, que fue para lo que lo contratamos".

El presidente de Opaín, Luis Fernando Jaramillo, manifestó que no responderá lo que él califica como "ataques" del Gobierno y que cumplirá lo acordado en el contrato.