Por ahora no se cumplirá promesa de escenario multipropósito

No obstante que el Alcalde Samuel Moreno se había comprometido a entregar, así fuera una carpa, como escenario multipróposito el próximo seis de agosto, Bogotá todavía no tendrá un sitio adecuado para conciertos. Distintos problemas jurídicos tienen empantanado el proyecto. Concejales aseguran que el Distrito está improvisando con este tema, porque tampoco está claro dónde y cómo será el nuevo estadio.

El pasado mes de mayo el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, anunció con ‘bombos y platillos' que en 60 días, específicamente para el día del cumpleaños de Bogotá, la ciudad contaría con una carpa climatizada apta para unas 20 mil personas. Esta se utilizaría para todo tipo de eventos, incluso, para una posible presentación del espectáculo del ‘Circo del Sol'.

La propuesta había sido radicada por la firma CIE de México, especializada en eventos de este tipo. El escenario funcionaría en el parque Salitre Mágico, la entrega se realizaría en 60 días y se estudiaría la construcción de uno definitivo en 20 meses.

"Esta propuesta es muy seria y la hace un grupo de empresarios del entretenimiento que son los mismos que operan el Salitre Mágico, estamos evaluando los permisos y cuáles serían las condiciones de este espacio de acuerdo con los requerimientos de los empresarios y artistas", dijo el mandatario local en ese momento.

Sin embargo, la propuesta quedó congelada porque la utilización del espacio del Salitre Mágico representaría una reforma al Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que ya tiene especificaciones que corresponden únicamente al funcionamiento del parque de recreación.

Además, varios sectores de la ciudad exigieron replantear el convenio con la firma mexicana, porque en otras ocasiones había tenido líos con el Distrito por el incumplimiento de algunos contratos.

"La empresa mexicana CEI, que hace parte de Ocesa, es representada para dicha concesión por Reforestación y Parques, empresa embargada por el Tribunal de Cundinamarca y cuestionada por el mismo Distrito por lo inconveniente que ha resultado dicho contrato para la ciudad", señaló hace unos meses el concejal Carlos Galán.

Sin escenario

La conclusión es que Bogotá tiene muchos proyectos, pero ninguna decisión frente a la construcción de un espacio exclusivo para la realización de este tipo de eventos. Así lo plantea el concejal Carlos Baena quien aseguró que Moreno ya ha hecho muchos anuncios al respecto, pero que no define ninguno.

"En el Concejo estuvieron algunos representantes de la Alcaldía, que no nos dieron mayor información al respecto y que sólo dijeron que recogerían las inquietudes alrededor del tema", aseguró Baena refiriéndose al debate que se realizó en el Concejo y al que asistieron miembros de la Secretaría de Cultura, El Instituto de Recreación y Deporte y la Secretaría de Planeación.

Según Baena, todos los cabildantes han notado que alrededor del tema no se define nada en concreto y sí se hacen muchos anuncios. "La propuesta de nosotros consiste en construir ese escenario que inicialmente se habló que sería en el Salitre, pero en el predio del Coliseo El Campín", explicó.

Para Baena en este sentido es vital el apoyo de la empresa privada, que ya ha mostrado su interés en contribuir con la solución de este problema. Más adelante, se estudiaría con calma la construcción del Estadio, necesario si Bogotá quiere ser la sede de los Juegos Panamericanos.

Por su parte, el concejal Carlos Galán aseguró, que son diversas las contradicciones que tiene el alcalde alrededor del tema "lo único que tiene claro es que no tiene ni idea de que va hacer", dijo.

"Definitivamente el alcalde está improvisando pues habla de dos escenarios pero solo incluyó uno en el Plan de Desarrollo.

Es necesario que se realice una alianza estratégica entre el Distrito y la empresa privada para hacer un escenario en un lugar distinto al planteado por el alcalde en inmediaciones del Parque Simón Bolívar", agregó.

Elespectador.com intentó hablar con algún representante del Distrito que expusiera los avances en el tema, pero fue imposible lograr la comunicación.