Alcaldía le baja a la cifra de indigentes

No obstante que en el Consejo de Seguridad de este martes el alcalde Samuel Moreno aseguró que en Bogotá hay 14.000 personas viviendo en la indigencia, en la tarde la Alcaldía afirmó que en realidad son 8.000.

Sin embargo, para algunos conocedores, independientemente de la cifra  -una diferencia de seis mil personas entre un dato y otro- lo realmente preocupante es que el Plan de Desarrollo no tiene una propuesta agresiva para acabar con este problema social, pues según las cifras de la ruta del actual gobierno, el propósito es reducir el número de habitantes de la calle en apenas un 8% en cuatro años.

Algunas zonas se han ido consolidando como lugares de asiento para los indigentes. ‘Cinco Huecos', ‘El Bronx', los alrededores de la plaza de mercado de Corabastos, el barrio 12 de Octubre y debajo de algunos puentes vehiculares específicos, como el de Fucha, podrían convertirse en la pesadilla que algún día significó el llamado "Cartucho".

"La idea es tomar una serie de acciones que nos permitan reducir el tema de habitantes de calle en los próximos cuatro años pero igualmente generarle unas condiciones para estas personas. Brindarles atención integral ", dijo el mandatario capitalino.

Sin embargo, aunque Moreno aseguró que el Distrito iniciará varias acciones, algunos sectores creen que el problema de esta administración viene desde la elaboración del Plan de Desarrollo.

"En el programa de Moreno este tipo de población desapareció totalmente. Si no se adoptan políticas definitivas es muy posible que siga incrementado, porque la solución no es darles comida y bañarlos, hay que buscar programas de rehabilitación verdaderos", aseguró la concejal Gilma Jiménez.

En este sentido, algunos de los rehabilitados de esas zonas dicen que el tiempo que les dedica la Alcaldía es insuficiente y que por ello la mayoría recae.

"Yo creo que el Gobierno está subestimando lo que pasa en estas zonas, que no sólo se convierten en el lugar donde van a dormir quienes viven en la calle. Allí se trafican drogas, armas y se delinque", asegura la Concejal.

Jiménez, quién durante su gestión presenció la rehabilitación de por lo menos 1.500 personas, asegura que actualmente no existen políticas distritales claras que permitan controlar esta problemática.

"El tema no tiene que ver con pobreza, sino con adicciones, y eso es mucho más difícil. Lo que pasa es que el proceso de cada una de estas personas vale por lo menos 10 millones de pesos y requiere de tiempo y compromiso las 24 horas", explica.

Temas relacionados
últimas noticias