En Bogotá incautaron 200 pieles de babilla

<p>Los malos olores y el ruido producido por una empresa de curtiembres localizada en el barrio Monteblanco, reportados por los vecinos, fueron claves para que la Secretaría Ambiental incautara las pieles.</p>

El operativo inicial realizado por la Secretaría de Ambiente,la Policía Ecológica, la Secretaría de Salud, y la Policía y Personería Local de Usme, tenía como objetivo establecer si una curtiembre del barrio Monteblanco, cumplía con las condiciones ambientales necesarias para su funcionamiento.

El establecimiento era motivo de quejas y reclamos por parte de los vecinos del sector, quienes aseguraban que el ruido y el mal olor generado por los procesos de producción de la curtiembre causaban molestias y enfermedades a la comunidad.

En el operativo las autoridades se dieron cuenta que además de curtir pieles de vacunos, la empresa transformaba ilegalmente pieles de babilla, una especie que tiene su hábitat fuera de los límites de la ciudad.  

En total, 200 pieles de babilla fueron incautadas, las cuales reposan en la oficina de enlace de la Terminal de Transportes de la Secretaría Distrital de Ambiente. "Las pieles de Caiman cocodrilus fuscus decomisadas se encuentran en tres diferentes estados: crudas, en proceso y procesadas", dijo Orlando Velandia, Jefe de la Oficina de Control y Seguimiento de la Secretaría de Ambiente.

Por otro lado, las autoridades determinaron que la empresa realiza vertimientos tóxicos provenientes del proceso de curtiembre a la quebrada Yomasa, sin contar con el permiso de vertimientos que se necesita para tal actividad. Asimismo, la curtiembre se encuentra ubicada en la zona de ronda de dicha quebrada, donde está prohibido realizar cualquier tipo de labor.

Temas relacionados