Cuantiosos daños materiales dejaron disturbios en la Nacional

<p>Los disturbios en la Universidad Nacional culminaron alrededor de las cuatro de la tarde. Varios estudiantes encapuchados voltearon un carro, que estaba en el campus, para lanzar desde allí 'papas explosivas'.</p>

La agencia de noticias Unimedios confirmó que la confrontación provocó numerosos y cuantiosos daños en la portería de la sede y edificios aledaños a la sede universitaria. La reja de acceso de este sector quedó totalmente destruida, lo mismo que la de una entidad financiera que se encuentra en el interior de la Universidad.

"En medio de los desórdenes, los encapuchados voltearon un carro para usarlo como escudo y después intentaron incendiarlo, pero la acción del dueño del vehículo y algunos de sus compañeros de trabajo lo impidieron.Durante los disturbios, el campus no fue desalojado y continuaron normalmente las actividades académicas y administrativas en la mayoría de las dependencias de la sede Bogotá", aseguraron fuentes de la Nacional.

Dos estudiantes habían sido detenidos y trasladados a la Estación de Policía de Teusaquillo para llevar a cabo la verificación de los antecedentes judiciales, pero ya quedaron en libertad.

El General Rodolfo Palomino, comandante de la Policía de Bogotá había dado un parte de tranquilidad hacía las dos de la tarde, pero las revueltas se iniciaron una hora después.

Más de 40 estudiantes encapuchados bloquearon la calle 26 y otros permanecieron en el campus universitario.

Durante la revuelta, algunos alumnos lanzaron ‘papas explosivas', piedras y pintaron grafitis. Cuatro tanquetas de la Fuerza Pública permanecieron afuera del plantel durante toda la tarde para mantener la seguridad en la zona.

Los alumnos manifestaron que las protestas se originaron porque no se volvió a hablar del tema del cambio en el reglamento y porque no quedaron conformes con la elección de decanos que se realizó la semana pasada.