Dictan medida de aseguramiento contra capturados con explosivos en Bogotá

Las cuatro personas detenidas el pasado viernes en el sector de San Victorino, en centro de la ciudad,  con 18 barras de indugel, serán procesadas por el delito de terrorismo y porte ilegal de armas.

En la madrugada del sábado culminó la audiencia en contra de los presuntos milicianos de las Farc. En la audiencia pública la Fiscalía los acusó de negociar explosivos para la guerrilla que tendrían como fin continuar con los atentados terroristas en la capital.

Los detenidos fueron identificados como Carlos Cisa, José Agustín Álvarez, Juan Carlos Suárez y Nicolás Bernal, quienes fueron cobijados con medida de aseguramiento por los delitos de porte ilegal de armas y terrorismo.

Además, las autoridades investigarán la procedencia de las 2019 ampollas para tratar la leishmaniasis, medicamento que es de uso y venta restringida.

Los hombres fueron sorprendidos cuando trataban de comercializar los elementos incautados.

La captura de esto hombres se logró gracias a una llamada telefónica anónima que alertó a la Policía sobre la presencia de estos hombres en el sector.

Otras cuatro personas también fueron capturadas el viernes, aparentemente relacionadas con las cuatro explosiones presentadas en Bogotá en la última semana.

Así lo informó el General del Ejército Luis Eduardo Pérez, comandante Décima Tercera Brigada del Ejército a la emisora W radio, quién confirmó que entre estos capturados se encontraba Eduard Soto, alias ‘El Joyero' o ‘El Flaco', quien sería el jefe de milicias del frente 26 de las Farc.

Según el general, Alias ‘El Flaco' es el jefe del frente 26 de Las FARC, encargado del manejo de explosivos y de acciones bélicas, por lo que no se descarta su participación en los atentados.

"En el lugar, encontramos a dos milicianos heridos, a uno le faltaba una pierna y a otro un brazo", aseguró en Pérez.

Temas relacionados