Encontraron muerto en Ibagué a Guillermo Rivera

Después de más de dos meses de haber sido reportado como desaparecido, este martes la Fiscalía confirmó que un cadáver reportado como N.N en la capital del Tolima pertenecía al líder sindical. El hombre fue ejecutado al otro día de haber sido secuestrado en Bogotá.

Guillermo Rivera Fuquene había desaparecido el pasado 22 de abril en el barrio El Tunal, después que dejó a su hija en el paradero de un bus.

El cuerpo del líder sindical - miembro del sindicato de la Contraloría de Bogotá y miembro en del Polo Democrático- fue localizado en Ibagué en una fosa común, en donde fue sepultado días después que Medicina Legal encontrará su cuerpo abandonado en un paraje solitario.

El informe médico asegura que Rivera fue asesinado de un tiro en la cabeza, un día después de haber sido secuestrado cerca a su casa, según relató el concejal del Polo Jaime Caicedo Turriago.

El cabildante dijo que por todas las evidencias se establece que se trató de un asesinato y denunció la negligencia de la Fiscalía General para solucionar este caso.

"Estamos devastados. Esto no sólo se trató de una retención arbitraria, sino de un asesinato muy bien montado", señaló. El mismo martes, cuando se recibió la notificación de la noticia, la familia de Rivera viajó a Ibagué para reconocer el cuerpo.

Por su parte, Fernando Rojas, concejal del Polo, calificó como un hecho repudiable el asesinato del militante del partido y sindicalista.

 "Reclamamos la verdad de los hechos, cuando según su misma familia tiene indicios de haber sido interceptado por una patrulla de Policía en Ciudad Tunal", dijo.

Las honras fúnebres se llevarán a cabo en la Funeraria los Olivos de la Calle 43 con avenida Caracas.

La desaparición

El activista sindical salió de su casa a las 6:30 de la mañana, ubicada en el barrio el Tunal, para llevar a su hija al paradero del bus. Después debía dirigirse al gimnasio, pero a este lugar nunca llegó.

Guillermo Rivera estaba afiliado al Sindicato de Trabajadores de la Contraloría de Bogotá Sintracontrol, presidente del Sindicato de Servicios públicos de Bogotá (Sinserpub) y activista del Polo Democrático Alternativo, PDA, razones por las cuales sus allegados aseguran que su muerte tiene que ver con motivos políticos.

Algunos testigos aseguraron el día de su secuestro, que el hombre había sido abordado por hombres uniformados que lo subieron a un vehículo similar a una patrulla. Las autoridades investigan esta versión.