Movilidad, el fracaso de la administración Garzón

El balance final de la gestión del alcalde, Lucho Garzón, realizado por la Personería Distrital y la ciudadanía, confirmó que el tema de la movilidad fue el lunar del Plan de Desarrollo del burgomaestre.

En vivienda, la Administración se propuso la meta de entregar 8.000 subsidios y tan sólo desembolso 2.000 y de las 70.000 viviendas previstas en el Plan de Desarrollo adjudicó únicamente 18.000.

De la misma forma, el Distrito se comprometió a legalizar 50.000 predios, pero sólo alcanzó 3.000 y normalizó 110 asentamientos. Con respecto a este tema, se rescata la reglamentación por parte de Planeación, a diciembre de 2007, de todas las Unidades de Planeamiento Zonal (UPZ) de la ciudad.

Pero tal vez la mayor preocupación que se evidenció, en le balance que entregaron la personería y la ciudadanía, fue el fracaso en las políticas distritales encaminadas a recuperar y optimizar la malla vial de la ciudad.

Para los evaluadores es claro que la administración Garzón, y específicamente la Secretaría de la Movilidad, en cabeza de Patricia González, no hizo los esfuerzos necesarios para el arreglo de las calles de la ciudad.

Durante la presentación de este informe, los bogotanos manifestaron su inconformismo con el cobro de varios impuestos a lo largo del gobierno del alcalde saliente que, en su concepto, no se han visto reflejados en mejoras estructurales que requiere la capital del país.

A esto se sumó la molestia por el cobro del impuesto de la valorización que por estos días deben pagar los capitalinos y que en muchos casos se ha registrado un cobro indiscriminado del mismo. En algunos sectores de Bogotá se han presentado incrementos de hasta del 400 por ciento en este cobro con respectos a otros impuestos.

Como consecuencia de las quejas de los ciudadanos el concejal por el movimiento MIRA Carlos Baena, con el apoyo de los también cabildantes, Cecilia Jiménez y Jorge Durán, exigió suspender el cobro de esta contribución.

"El alcalde Garzón dejó para última hora el cobro y las fechas de pago no le dan la oportunidad a los ciudadanos de acogerse a los descuentos por pronto pago. Y si el ciudadano reclama, mientras le llega la respuesta pierde los beneficios por pronto pago", señaló el concejal.

Sin embargo, no todo fue malo en la gestión Garzón. El informe de la Personería también resalta la efectividad del programa "Bogotá sin Hambre". De 625.000 personas que se propuso beneficiar, pasó a 675.000 atendidas.

En educación básica y secundaria fueron construidos 38 colegios nuevos y están por concluir obras de reforzamiento de 178 más. Entre tanto, en educación superior, el panorama no fue el mejor, de los 5.000 nuevos cupos propuestos en la Universidad Distrital únicamente abrieron 3.200 y en el mejoramiento de las instalaciones tampoco se avanzó.

En salud se amplió el número de beneficiarios del régimen subsidiado de estratos 1 y 2, así como se llegó a las personas de menores recursos con el programa "Salud a su Hogar".

También se logró la disminución del embarazo infantil y las enfermedades respiratorias. Sin embargo la Personería, en los últimos cuatro años, de las 20.000 tutelas que elaboró, el 72 por ciento fueron proteger la salud de los capitalinos.

Temas relacionados