A partir de este viernes suben tarifas en los pasajes del transporte público

El miércoles, al finalizar la tarde, el alcalde Samuel Moreno, firmó el decreto que permite el aumento de $100  en el precio de los pasajes de buses, busetas y Transmilenio.

Debido al incremento en el precio internacional del petróleo, las tarifas del servicio público de pasajeros subirán a partir de este viernes 4 de julio.

El pasaje de Transmilenio quedará en $1.500, los pasajes en jornada diurna de buseta pasan de $1.100 a $1.200 y los colectivos de $1.200 a $1.300.

El servicio de taxis también tiene un incremento a partir de este mes, que de igual forma responde a los resultados de  estudios técnicos realizados por la Secretaría de la Movilidad, sobre el impacto del precio de la gasolina en los costos de los trasportadores. El reajuste es de $3 sobre el valor de la unidad.  Actualmente está en $59.

Es decir, que para el caso de los taxis, el arranque o banderazo autorizado queda en $1.600; el recargo hacia y desde el aeropuerto y puente aéreo queda en  $3.100; recargo nocturno (8:00 p.m. a 5:00 a.m.) dominical y festivos $1.500; y la carrera mínima $3.100.

"Nosotros creemos que ese incremento se acomoda perfectamente a la situación actual de la capital y el aumento beneficia a los transportadores", aseguró el secretario de Movilidad, Luis Bernardo Villegas.

Por su parte, Ricardo Ospina, directivo de la Asociación de Buses y Busetas, Apetrans, señaló que el alza sólo beneficia a Transmilenio.

"El pasaje en los buses los incrementan sólo porque necesitan realizar este otro ajuste, pero en realidad a nosotros en esta competencia tenemos muchas veces que terminar llevando al pasajero por un precio menor", dijo.

El alcalde Samuel Moreno había confirmado el pasado mes de mayo que se estaba evaluando la posibilidad de autorizar el incremento, porque es el sector se ha visto afectado por los precios del petróleo.

El mandatario local aseguró en ese momento que ya no se trataba de una decisión política, sino técnica y que el gobierno era consciente del impacto que había generado en el gremio de transportadores el alza en los precios del combustible.

"Sabemos que esto ha impactado en el precio del diesel y la gasolina. Por eso la decisión se está evaluando", dijo.

Temas relacionados