Procurador le da visto bueno a Fase III de Transmilenio

En una carta dirigida al alcalde de Bogotá, Lucho Garzón, el procurador general, Edgardo Maya Villazón, le dio su aval al proceso de licitación de la Fase III de Transmilenio.

En concepto de Maya, no existe mérito en el proceso licitatorio que haga necesario suspender el mismo, lo que en consecuencia le da vía libre a la adjudicación del contrato para la construcción de las troncales de la carrera Décima y la calle 26.

La misiva le fue enviada a Garzón luego de que una comisión de alto nivel de la Procuraduría evaluara la viabilidad del proyecto y el proceso de licitación de la Fase III de Transmilenio.

La comisión estuvo integrada por el procurador delegado para Asuntos Civiles, Alberto Rojas; procurador segundo Distrital, Hernán Briñez; procuradora delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública, María Guerrero; procuradora delegada para la Vigilancia Judicial y la Policía Judicial, Patricia Murcia; procuradora delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, Claudia Serrano; procuradora delegada para la Economía y la Hacienda Pública, Yolanda y el procurador delegado para la Contratación Estatal, Mario Molano.

Sin embargo, el jefe del ministerio público aclara que la licitación debe estar bajo una estricta vigilancia y un riguroso proceso de seguimiento y recomienda tener en cuenta todos los componentes del proyecto, como la experiencia en reportes y pólizas de contratos de las firmas candidatas.

En este punto, la Procuraduría es clara en referirse a la presunta inhabilidad de Sociedad Consultoría Colombiana S.A., firma que hace parte de la Sociedad Futura Constructora de Soluciones Urbanas, pues habría un parentesco entre los representantes legales y los accionistas.

Asimismo, se refiere a la presunta imposición de una multa a la Sociedad Suárez y Silva Ltda. Ingenieros Contratistas, miembro de la Unión Temporal Fase III Colombo-Italiana, por parte del Invías.

Maya Villazón también insta a Garzón para que garantice en este proyecto la viabilidad y sostenibilidad del mismo, teniendo en cuenta factores como: Autonomía financiera para realizar sus políticas; participación y control directo de los ciudadanos a las decisiones y a la gestión o administración; Autonomía institucional, en cuanto se refiere a decisiones relacionadas con el desarrollo económico, social y físico y desarrollo que privilegie la dimensión social de la ciudad, más que los intereses puramente económicos, entre otros.

El Procurador insiste en que es indispensable iniciar de inmediato un estudio de vías alternas para el ingreso a la Plaza de Toros, cuando inicien las obras de la calle 26.

Adicionalmente, en cuanto a los factores ambientales, culturales, y patrimoniales emplaza al Alcalde Mayor a realizar un seguimiento de la tala y poda de árboles y la adecuada a ocupación de cauces de agua, en la zonas de influencia de las obras, y vigilar el proceso de reubicación y restauración de 45 obras de arte y ocho monumentos, que actualmente se encuentran en la Calle 26.

Temas relacionados