Proponen cremar los cuerpos en el mismo lugar donde son velados

<p>La iniciativa del concejal Orlando Parada busca que las funerarias implementen cámaras de cremación en las salas de velación para evitar los trancones ocasionados por las caravanas fúnebres.</p>

Uno de los motivos de congestión en las calles capitalinas es el desplazamiento del féretro. Por esta razón, cursa en el Concejo de Bogotá un proyecto de acuerdo que propone autorizar a las salas de velación este servicio.

La idea es que el Plan Maestro de Cementerios y Servicios Funerarios autorice a los prestadores del servicio de salas de velación la implementación y utilización de cámaras de cremación, de manera que los servicios post mortem se unifiquen en un solo sector.

Según Parada, la demanda por el servicio de cremación se viene incrementado en una tasa anual cercana al 7.4%, comparado con la inhumación en lote que tan solo es de 0.8%. Es decir, que la cremación se utiliza en el 40% de los casos y representa 16.000 recorridos por las calles bogotanas.

"Esto permite concluir que la oferta distrital deberá concentrarse en el mejoramiento de los equipamientos y en la integración de los servicios dispersos de velación que se vienen ofreciendo", aseguró el concejal.

Para Martha Díaz, directora de la Funeraria Gaviria, sede de la calle 43 en Bogotá, este tipo de temas se deben estudiar muy bien porque el impacto ambiental de las cremaciones en el perímetro urbano sería muy grande.

"Sería muy bueno para los dolientes, pero en materia de bioseguridad es contraproducente por la polución que esto ocasionaría, sobre todo si la funeraria está ubicado en una zona central", dijo.

Sin embargo, para Carolina Medina, gerente operacional de la Funeraria Capilla de la Fé, la idea es bastante oportuna y optimizaría el proceso de un tema tan sensible para las dolientes, como lo es la pérdida de un ser querido.

"Es importante empezar a tener estas discusiones, porque el desplazamiento de los seres queridos en un momento como estos además de ocasionar trancones, hace el momento más difícil", señaló Medina.

Para la funeraria Capilla de la Fe el tema ambiental no es un problema, porque están seguros que con una correcta regulación no existirán mayores inconvenientes.

"En el perímetro urbano hay muchas salas de cremación. Además estos gases generan menos contaminación que los carros, así que las autoridades pueden establecer parámetros que no perjudiquen el medio ambiente", agregó.

Los objetivos del proyecto

-Disminuir los impactos de movilidad que se generan en la ciudad por el traslado de cadáveres humanos hasta el destino final.

-Reducir costos e impactos ambientales por la disminución de los recorridos de los vehículos que acompañan la caravana fúnebre, aspecto que coadyuva con la disminución de emisiones de gases en el ambiente.

-Generar cambios culturales en la población de la ciudad con respecto a la disposición final de los restos y cadáveres humanos para que se opte por el servicio de cremación y no el de sepultura. Iniciando una revolución en la cultura funeraria.

- Disminuir la contaminación de aguas subterráneas por lixiviados, es decir, el fluido proveniente de la descomposición.