Quioscos generan acalorado debate en el Concejo

Los concejales llegaron a una conclusión: los más de $11 mil millones que ha invertido la administración Distrital entre 2007 y 2008 no han servido para solucionar el problema del espacio público, ni el de la reubicación de los vendedores informales.

Según el concejal Edward Arias, se perdieron los $5.460 millones invertidos en estos quioscos en las localidades de Santa Fe y la Candelaria, porque de los 154 módulos instalados el 80% está cerrado "aunque han sido asignados nadie los ha utilizado", dijo.

Arias aseguró durante el debate que este proyecto nunca solucionará el problema de los 3.000 vendedores que necesitan ser reubicados.

Por su parte, la concejal Maria Angélica Tovar aseguró que estos espacios no están cumpliendo las expectativas de los vendedores en sus ingresos, diseño, ni ubicación.

Tovar señaló que la administración de Luis Eduardo Garzón se proyectó instalar 1.944 quioscos, de los cuales ocho deberán ser nuevamente reubicados, porque no quedaron en zonas de alto flujo de personas, 52 no han sido recibidos por quienes fueron beneficiados y cerca del 40% permanecen cerrados.

"Muchos de los vendedores manifestaron que los quioscos no son apropiados, porque cuando hace mucho sol o llueve deben buscar la manera de solucionar el problema. Además, ellos aseguran que no están vendiendo más de 20 mil o 30 mil pesos diarios y que no les alcanza para pagar el arriendo", dijo.

La concejal agregó que es urgente solucionar estos problema, porque la administración está ejecutando un contrato de 150 quioscos dobles más para este año en las localidades de Chapinero y Restrepo por valor de $5.700 millones.

Personería alerta sobre el tema

Para el organismo de control, es importante revisar diversas irregularidades que se han encontrado en este programa. "Se determinó que de 243 quioscos instalados, 11 no se utilizan, 174 funcionan desde noviembre de 2007 y 58 fueron nuevamente sorteados sólo hasta finales de abril de 2008", asegura el documento.

Además, la Personería encontró que de 89 contratos, 27 de ellos no tenían documentos y los 62 restantes estaban suscritos sólo por una parte y sin fecha.

"Algunas no tienen acta de entrega y las que la contienen tampoco están fechadas. De ellos 16 contratos no tienen póliza de cumplimiento y 35 no están aprobadas. Hay una desorganización muy grande", agrega el pronunciamiento.

Además, el programa contempla que los comerciantes informales deben tener un ahorro programado de ocho millones de pesos, una asociación económica estable y proyecto productivo viable, pero después de casi un año del proyecto, ningún vendedor ha recibido asesoría frente al tema.

Temas relacionados