Ratas ponen en alerta a habitantes en barrio de Bogotá

Los habitantes del barrio Villa Luz, en el occidente de Bogotá, denunciaron que la situación con los roedores se les salió de las manos. Una espuma anti ruido instalada por la Aeronáutica Civil en los techos de las casas ha servido de cuna para estos animales.

Los vecinos de este barrio, ubicado en el occidente de Bogotá, relatan que si una persona se ubica en alguno de los techos de las casas cercanas al Aeropuerto, podrá ver literalmente una plaga de ratas saltando de casa en casa.

La aterradora imagen se ha convertido en el pan de cada día desde hace cinco años, cuando una tutela obligó a la Aeronáutica Civil a instalar en los techos de las casas una espuma de fibra de vidrio, especial para no dejar pasar el ruido de los aviones.

Sin embargo, este remedio resultó desencadenando un problema aún mayor. Los roedores encontraron en este material el refugio perfecto. Allí se asentaron y hoy forman toda una "comunidad", como la definen los habitantes del barrio.

"La única autoridad que se ha preocupado por esto ha sido el edil Jairo Jaramillo, de resto nadie nos ha puesto cuidado y el problema cada vez se nos sale más de las manos", denunció Walter García, vecino del sector.

Según él, la magnitud del problema es muy grande y las noches en Villaluz se han vuelto prácticamente escalofriantes. Las personas han tenido que tomar medidas muy drásticas para impedir que las ratas generen infecciones y por eso, prácticamente a diario tienen que esterilizar varios elementos de la casa.

El Hospital de Engativá llegó este jueves a varias de las residencias para empezar a tomar medidas sobre el problema. La idea es que la entidad de salud realice un diagnóstico sanitario y pueda asesorar a las personas sobre las medidas preventivas necesarias, mientras se soluciona definitivamente el problema.

Las soluciones

El secretario de salud, Héctor Zambrano, visitó el barrio para poder conocer de cerca la problemática. "Sin lugar a dudas es un caso muy grave. Vamos a realizar la intervención desde el Hospital de Engativá y esperamos que en estos tres días se lleven a cabo las fumigaciones", explicó.

El funcionario señaló que además, se tramitará una solicitud ante la Aeronáutica para que reemplacen este material que ha permitido que los roedores se queden allí.

Por su parte, el edil Jairo Jaramillo, quien ha liderado este tema desde hace más de nueve años, señaló que más de 102 familias han sido afectadas gravemente por este problema por lo que espera que muy pronto se dé solución.

"Ya era hora que las autoridades se alertaran sobre el tema. Esperemos que desde la Aeronáutica también nos den una pronta solución", dijo.

Temas relacionados