Se hundió proyecto de armonización presupuestal

Con ocho votos en contra y cinco a favor, no pasó en el Concejo de Bogotá el proyecto que definiría las fuentes de financiación para las obras que ejecutará el Distrito en los próximos años.

Ahora, el plan de gastos de este año quedó en el limbo, porque los recursos que quedaron de la administración de Lucho Garzón sólo pueden ser utilizados en los proyectos que le fueron aprobados a la pasada administración.

"Es contradictorio que el Concejo le apruebe el Plan de Desarrollo al Alcalde y posteriormente le niegue la herramienta necesaria para empezar a ejecutarlo", aseguró Carlos Baena, al finalizar el debate.

"En mi caso particular voté negativo el Plan y de manera coherente mi voto era negativo para la Armonización", agregó.

Desde la semana pasada se presentaron discrepancias sobre las fuentes de financiación para las obras que el Distrito ejecutará este año. Esto obligó a que el pasado miércoles al alcalde Samuel Moreno tuviera que trasladar a todo su equipo de gobierno al Concejo de Bogotá.

Moreno buscaba que la iniciativa fuera aprobada este fin de semana en comisión y que concluyera su trámite ocho días después. Sin embargo, los concejales habían manifestado dudas frente al proyecto.
En esta discusión estaba en juego el soporte para la ejecución de obras como la tercera fase de Transmilenio y la cobertura social a los menos favorecidos.

El proyecto de la Alcaldía hacía énfasis en la necesidad de traslados presupuestales por $12 mil millones y estipulaba que habrá inversión nueva por $3 billones.

Estos puntos no convencieron, por lo menos, a los concejales Fernando López "No es lo mismo decir que los recursos saldrán de fuentes ciertas como los ingresos corrientes, a suponer que vendrán de autorizaciones de créditos", indicó antes de que se hundiera el proyecto.

Entidades como la Secretaría de Educación y el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) no hicieron la debida armonización -dijo López- en este primer semestre. La Universidad Distrital, por ejemplo, ejecutó recursos en junio por más de $656 millones; la Secretaría de Movilidad y el IDU, por el contrario, apenas pudieron ejecutar el 8,84 y 4,43% de su presupuesto, respectivamente.

Temas relacionados