Aumentaron homicidios en Bogotá

Bogotá tiene un Policía por cada 710 habitantes, un 304% por debajo de los estándares internacionales, que determinan uno por cada 250 personas.

De acuerdo con el estudio de la Contraloría de Bogotá, las cifras oficiales no muestran la realidad de lo ocurrido en el año 2008, debido a la Ley de pequeñas causas que estuvo vigente de febrero a septiembre de 2008 y que dejó de contabilizar como delitos aquellos que pasaron a ser desobediencias. 

Bogotá presenta delitos en casi todas las modalidades y en algunos casos supera ampliamente la suma de los cometidos en las principales ciudades del país; es así como del total de los delitos del país en el año 2007, en Bogotá ocurrió el 16.5%.

Con relación a las localidades, se estableció que Santa Fe, Mártires, La Candelaria y Rafael Uribe, presentan la mayor cantidad de delitos contra la vida y la integridad personal; y por su parte, Chapinero, Teusaquillo, Santa Fe, Mártires, Usaquén y Barrios Unidos tienen los índices más altos de hurtos al patrimonio económico.

El estudio de la Contraloría de Bogotá, determinó que durante el año 2008 la capital invirtió $10.5 billones en la protección de la vida y patrimonio de los bogotanos, de los cuales el 89.5% fue aportado por el sector privado, el 8.8% por entidades del orden nacional y el 1.7% por el Gobierno Distrital.

En cuanto a la inversión del Distrito en seguridad, desde el 2004 se ha incrementado, debido entre otros aspectos a la ejecución del Plan Maestro de Equipamientos de Seguridad Ciudadana, Defensa y Justicia, que se ha ejecutado en gran parte con presupuesto del Fondo de Vigilancia y Seguridad. Los mayores incrementos en dichos presupuestos se han presentado en los dos últimos planes de desarrollo: Bogotá sin indiferencia 2004-2008 y Bogotá Positiva 2008-2012.

Para el Contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi, es necesario una adecuada planeación y optimización de la inversión pública en materia de seguridad, que debe incluir aspectos como el manejo y análisis de cifras reales, la focalización de  acciones y medidas preventivas en las zonas con mayor grado de inseguridad, la difusión  de programas distritales de prevención y participación ciudadana y el fortalecimiento de medidas coercitivas y ejemplarizantes.

De acuerdo con las estadísticas y encuestas consultadas, y según cálculos de la Contraloría de Bogotá que muestran el panorama latinoamericano, Colombia y Bogotá ocupan el cuarto lugar en cuanto a la menor tasa de homicidio dentro de 9 países y 13 ciudades seleccionadas respectivamente.

A pesar de sus problemáticas particulares generadoras de inseguridad y violencia, Bogotá tiene una tasa de homicidios por debajo de ciudades como Lima, Caracas, Buenos Aires y Brasilia, entre otras; y por encima del promedio mundial de homicidios que es de 5 por cada cien mil habitantes, ubicándose en aproximadamente 18 por cada cien mil habitantes.