Samuel Moreno reconoce que Bogotá no tiene suficientes uniformados para reforzar seguridad

A final de año la capital contará con 20 mil policías.

El burgomaestre expresó su preocupación por los factores que están deteriorando la seguridad no solo de Bogotá, sino en las principales ciudades del país. El mandatario señaló que  las guerras del narcotráfico, el crimen organizado, las bandas emergentes y los desmovilizados que vuelven a delinquir, son temas que afectan no sólo a la capital; por ello aseguró que se necesita una estrategia integral para hacer frente a esta situación.

“En el tema de seguridad, si nosotros analizamos lo que está pasando en Bogotá comparado con otras  ciudades es un avance muy significativo. Nos preocupa el aumento en el número de casos del 4% en homicidios, pero aquí hay otros factores que están deteriorando la seguridad no solo de Bogotá. Se  requiere una estrategia integral para hacerle frente al tema de inseguridad que se está presentando en los principales centros urbanos”.

Así mismo, resaltó que es importante el compromiso del Gobierno Nacional para aumentar el pie de fuerza en Bogotá.

“Bogotá tiene en promedio un índice de policía por número de habitantes inferior a lo que tiene el promedio Nacional. Tuvimos una reunión con el general Naranjo la semana pasada, donde se estableció que al final del año vamos a llegar a 20 mil unidades de Policía en la capital de la República, que sumado al fortalecimiento de la inteligencia y de todos los organismos de seguridad vamos a ser capaces de enfrentar y seguir reduciendo la delincuencia”, aseguró Moreno Rojas.

En el tema de homicidios por encargo, que se han registrado en Bogotá, el Alcalde dijo que: “más de la mitad de los casos que se han presentado este año son personas de fuera de Bogotá, que nunca vivieron en Bogotá, que llegaron a la capital, seguramente, huyendo de malos negocios o de actividades ilícitas, y ese es un tema que golpea las estadísticas, nos golpea en el tema de homicidios, que nos genera mucha incertidumbre, y como podemos enfrentar este reto es desarrollando estrategias en materia de inteligencia de los organismos de seguridad del estado, con el fin de ser capaces de contrarrestar estos homicidios por encargo”.

Por su parte, el informe 'Bogotá Cómo Vamos' de la Cámara de Comercio de Bogotá señala que se le deben exigir más resultados tanto a la Policía como a la Rama Judicial para evitar que los delincuentes capturados sean dejados en libertad.

En 2008 se registró una tasa de homicidio de 19.2 por cada 100 mil habitantes y una tasa de muertes violentas de 33.5 por cada 100 mil habitantes, ambas crecieron con respecto al 2007.

Las metas en seguridad establecidas en el Plan de Desarrollo van desde pasar de 18,8 a 16 homicidios por cien mil habitantes y  de 30,1 a 28 muertes violentas, hasta reducir en 10% los delitos de hurto y lesiones personales.