Personero de Bogotá reitera que nunca recibió dinero de DMG

Francisco Rojas Birry no aceptó los cargos de enriquecimiento ilícito ante la Fiscalía y se mantiene en su cargo.

Nuevamente Rojas Birry se declaró inocente ante los cargos imputados por la Fiscalía General de la Nación en donde se le acusa de enriquecimiento ilícito por los supuestos 200 millones de pesos que habría recibido en 2008 de la comercializadora de David Murcia Guzmán.

Las pruebas que tiene la Fiscalía en su contra es una conversación de enero del año pasado en donde hablan dos funcionarios de DMG, identificados como Geovanny Rojas y Sandra Daza quienes hablan de una suma de 200 millones de pesos para entregarle al Personero de Bogotá en su dirección de residencia.

Igualmente, en las investigaciones también se interrogará a William Suárez y otro funcionario de la entidad ilegal captadora de dinero, quienes han asegurado en otras diligencias que si entregaron dinero a Francisco Rojas Birry. En otra de las conversaciones que tiene la Fiscalía, el cuñado de David Murcia (William Suárez) habla con Sandra Daza y le informa que se va a reunir con el Personero.

Este lunes, el Personero de Bogotá dijo que desde el principio ha aportado pruebas y ha colaborado con la justicia para que se esclarezca este caso. Manifestó que cree en la justicia y que está seguró que la Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación van a fallar a su favor porque "en el camino se demostrará que jamás ha recibido dinero de ningún lado".

"Estoy en manos de las autoridades, las pruebas que he aportado demostrarán mi inocencia, son los entes de control quienes decidan si soy o no soy responsable".

Así mismo, dijo que ahora más que nunca va a trabajar las 24 horas del día en pro de la Personería de Bogotá.

En caso de que la Fiscalía no compruebe su inocencia, Rojas Birry tendría que pagar por lo menos seis años de cárcel no excarcelables.