Capturan al profesor que violó a tres niños en un colegio de Bogotá

William Gustavo Sánchez  fue detenido en frente de la institución educativa.

El docente, de 27 años, fue detenido a las 10 de la mañana en la transversal 79b número 68c – 34 al  frente del colegio Mi Infancia Creativa, ubicado en la localidad e Bosa.

La captura se dio gracias al seguimiento de la Policía Metropolitana de Bogotá, el hombre no opuso resistencia en el momento de la detención. El caso ya está en manos del fiscal 65 de Paloquemao.

Las denuncias de este caso fueron hechas por la cabildante distrital Clara Lucía Sandoval, quien ha manifestado su preocupación por los testimonios de los niños abusados sexualmente; quienes reconocieron que su docente les invitaba al baño, les tocaba sus partes intimas y les enseñaba que entre amigos era normal hacer este tipo de manifestaciones de cariño.

Los interrogantes que surgen ante este caso de Acto sexual abusivo a menores de edad, en este caso por parte de su maestro, son: bajo qué parámetros se están escogiendo los profesores en los colegios, qué requisitos se les está exigiendo a quienes dictan religión, ética y valores, con qué criterios se están escogiendo los colegios que tienen convenios con el distrito.

Ángel Pérez, subsecretario de Integración Institucional de Bogotá, informó que aquellos docentes que sean responsables de hechos de este tipo no sólo recibirán una condena por parte de la justicia, sino que serán remitidos a las centrales para que nunca más puedan volver a ejercer la docencia en ningún plantel educativo del país y tampoco fuera de éste.

Así mismo, dijo que estos hechos en contadas ocasiones son denunciados ante la Secretaría de Educación, porque tanto los directivos de la institución, así como los padres de familia del menor abusado, prefieren utilizar los mecanismos judiciales para dar a conocer el hecho.

Sin embargo, esta dependencia distrital dice estar monitoreando la educación en los colegios públicos, pues en los privados se tiene personal especializado, propio del colegio, quien realiza seguimientos en este sentido.

La concejal Clara Lucía finalizó cuestionando sobre cuántos casos más habrán en Bogotá que son desconocidos. Y reafirma que tal vez una de las razones posibles es que algunos padres o estudiantes no denuncian este tipo de agresión en los colegios por el temor a perder el cupo en dichas instituciones.