Se incrementa robo a taxistas por parte de jóvenes

Las zonas más afectadas son Ciudad Bolívar, Fontibón y Teusaquillo.

Las autoridades han capturado en las últimas horas a cinco jóvenes entre los 17 y 24 años de edad que operaban en Fontibón, Ciudad Bolívar y Teusaquillo.

La primera captura fue a dos menores de edad, quienes fueron sorprendidos en flagrancia cuando cometían un atraco a un taxista en el barrio Galán en Ciudad Bolívar.

Los menores identificados como Camilo y Claudio,  tomaron un servicio de taxi y le solicitaron al conductor que los llevara al barrio La Candelaria, pasaron varios minutos y procedieron a intimidar al taxista con un arma de fuego y lo despojaron de 660 mil pesos.

Unidades que patrullaban por ese sector fueron alertadas e interceptaron al automotor y aprehendieron a los menores kuego de una persecución.

En la captura se decomisó un arma de fuego tipo revolver, calibre 32 corto.

De igual forma, las autoridades capturaron a Ronald Garavis, de 20 años,  en la carrera 99 con calle 142, barrio Pueblo Nuevo 2, el joven es un reconocido delincuente de Fontibón, según información de los habitantes de ese sector.

La detención se produjo luego de que el joven robara a una persona en esa zona, despojándola de 849 mil pesos, 5 dólares, 30 bonos de cambio por valor de 10 mil pesos cada uno, un celular y un reloj.

Y finalmente se capturó a dos sujetos que se dedicaban a tomar el servicio de taxi en  altas horas de la noche, para luego asaltarlos y robarlos.

Los detenidos son Julio Moya de 20 años y Víctor Espejo de 24, quienes tomaron un taxi en la carrera 30 con calle 46, y le solicitaron al conductor del vehículo que los llevara hasta el barrio Galerías;  minutos después en la calle 53 con carrera 30,  los sujetos le manifestaron al conductor que se detuviera y en ese instante los delincuentes lo intimidaron con armas blancas y le despojaron 300 mil pesos en efectivo.

Estos jóvenes fueron puestos a disposición de la Fiscalía por los delito de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones y hurto agravado y calificado.