Más de 30 globos surcaron el cielo bogotano

Un total de 36 globos aerostáticos, de siete países, hicieron un homenaje al aniversario 199 de la Independencia de Colombia.

Entre los actos conmemorativos organizados para esta efeméride, destaca “este primer ascenso masivo de globos aerostáticos que haya cruzado nunca los cielos del país”, que según fuentes de la Alcaldía, busca “desencadenar una reflexión y movilización ciudadana en torno del significado de la Independencia”.
 
El espacio aéreo de Bogotá se paralizó este domingo entre las siete y nueve de la mañana para ver los 36 globos que pudieron despegar del improvisado hangar instalado en el Parque Metropolitano Simón Bolívar.

Los enormes globos llevaban en sus lonas pinturas de 24 artistas colombianos, entre ellos Pedro Alcántara, Miguel Ángel Rojas y Ana Mercedes Hoyos.

Estas piezas reflejaban desde la preocupación por el calentamiento global o el desplazamiento forzado, hasta la interpretación contemporánea de personajes como el Libertador Simón Bolívar.

Pilotos de Brasil, México, España, Estados Unidos, Argentina, Inglaterra y Colombia participaron con sus globos de distintos tamaños en esta demostración, que el español Amancio Sánchez tildó de “espectacular”
Sánchez, piloto de globos procedente de la provincia de Gerona (Cataluña), observó que el punto de despegue estaba “muy bien ubicado” y que el único problema para el vuelo era la situación de los cerros que rodean la capital colombiana.

“Esperamos tener unos buenos vientos que no nos lleven hacia los cerros y que podamos salir fácilmente de la ciudad, que no es pequeña”, dijo.

Según el jefe de la oficina de pronósticos y alertas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Humberto González, las condiciones meteorológicas fueron buenas, a pesar de que los globos volaron en dirección al oeste, y no hacia el norte, como estaba previsto.

Las aeronaves, de unos 30 metros de altura desde la canasta hasta la parte superior, navegan con las corrientes de aire y no pueden ser pilotadas, ya que son aerostatos que ascienden y descienden con ayuda del aire caliente.

Los globos aterrizaron en diversos puntos de la ciudad y sus alrededores, asistidos por un vehículo que seguía su trayectoria.

Algunos cayeron en parques de barrios del oeste de Bogotá, mientras que otros lo hicieron en alejados municipios, como el de Villeta, a 70 kilómetros de la capital.

 

 

últimas noticias