"No renunciaré hasta que conozca de qué se me condena": Secretario de Educación

Abel Rodríguez advirtió que la Contraloría Distrital sabe quién recibió los 1.300 millones de pesos pagados por el lote 'El Mochuelo'.

El secretario de Educación, Abel Rodríguez, dijo que se mantendrá en su cargo hasta que no conozca con exactitud de qué se le condena; pues según él, es inocente y fue engañado con un documento falso.

"No renunciaré a mi cargo hasta que el alcalde Samuel Moreno me diga que me vaya de la administración (...) Es obvio que alguien me quiere sacar de la Secretaria de Educación pero eso no va a ser tan fácil de buenas a primeras", puntualizó Rodríguez.

El funcionario Distrital señaló que apelará a la sentencia para demostrar su inocencia y calificó de abusiva la declaración del Contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi cuando éste dijo que si el secretario de Educación "no renuncia es un acto de cinismo".

Así mismo, Rodríguez puntualizó en que no es justo que tenga que defenderse sin tener la sentencia condenatoria.

"Algún funcionario de la Secretaría de Educación o alguien que no está dentro de esta dependencia falsificó un documento en el proceso precontractual de la compra del lote del Mochuelo ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar", explicó Rodríguez.

Igualmente, precisó en que la Contraloría Distrital sabe quien recibió la plata del predio, "a esa persona que recibió el dinero, no se le ha embargado nada como se ha hecho conmigo".

La Contraloría de Bogotá  también emitió un falló con Responsabilidad Fiscal en contra cuatro funcionarios más de esa entidad: Yaneth Liliana González Vargas, coordinadora de la división de predios; Katerine Castellanos, abogada de la Subdirección de Plantas Físicas; Ángel Augusto Pérez Martínez, Subsecretario Administrativo y Financiero; e Iván Loaiza Agudelo, Subdirector de Plantas Físicas.

De acuerdo con la investigación del ente de control, se incumplió el procedimiento establecido para la compra de predios para centros educativos. En un comunicado oficial de la Contraloría Distrital se informó que:

- El contrato inicial se adicionó en un 400%, lo cual no es permitido por la ley.

- El mismo día en que se aprobaron los estudios técnicos, jurídicos y económicos, se elaboró la oferta al vendedor y ésta fue aceptada por él, algo inusual en esta clase de procedimientos.

- Idéntica situación se presentó cuando se modificó la promesa para la adquisición de 51.879.68 m2 adicionales, por valor total de $1.286.616.064. Los sistemas de control de la Secretaría de Educación no operaron en ninguna parte del proceso contractual.

- En el Certificado de Libertad que la Secretaría de Educación tuvo a su disposición  para hacer la oferta, aparece que el vendedor adquirió la totalidad del terreno por un valor inferior a los $200.000.000, pero ella, sin inconveniente alguno, lo adquirió por $ 1. 491.043.208.

Temas relacionados