Personería investiga a funcionarios de la Contraloría por cierre injustificado de colegio

El cierre de la institución puso en riesgo a 2.400 estudiantes.

La Personería de Bogotá inició una investigación disciplinaria contra funcionarios de la Contraloría Distrital que ordenaron el cierre del colegio Carlos Arango Vélez y permitieron que durante más de dos años cerca de 2.400 niños, niñas y jóvenes del centro educativo de la localidad de Kennedy, estuvieran en riesgo por un cambio innecesario de sede, por una supuesta amenaza de un campo electromagnético.
 
Ese cambio significó que del erario distrital se destinaran más de 1.000 millones de pesos en arrendamientos y que se inutilizarán durante todo ese tiempo las instalaciones del mencionado plantel educativo.

Tal como lo denunció Elespectador.com el cierre del colegio, ubicado en Kennedy, fue injustificado, así como lo determinó el Ministerio de Minas y Codensa.