Sin Conpes el Metro son sólo buenas intenciones: Contralor Distrital

En entrevista, Miguel Ángel Moralesrussi asegura que el Distrito no cuenta con recursos para el tren de cercanías.

El contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi, en entrevista con Elespectador.com hace un panorama general de los recursos disponibles del Distrito para la realización de megaproyectos como el Metro, Tren de Cercanías y Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

Habla del futuro de la Empresa de Teléfonos de  Bogotá (ETB) y de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB), con relación a la búsqueda de alianzas estratégicas que pretenden un fortalecimiento económico y tecnológico negociando con entidades extranjeras altamente competitivas en el mercado.

¿Será que esta Administración va a sacar adelante el Metro?

Mientras el documento Conpes (Consejo Nacional de Política Económica y Social) no exista, el Metro se queda en buenas intenciones. Pero cumpliendo con ese requisito, se haga un cierre financiero y se conozcan los estudios, Bogotá podría empezar a ver algo de este sistema de transporte a finales de 2011 cuando empiece su construcción.

¿El Distrito cuenta con todo el dinero para construir Metro, tren de cercanías, Sistema Integrado de Transporte Público y continuidad del Transmilenio?

Bogotá no sólo cuenta con presupuesto propio, sino también con vigencias futuras a partir de 2016. Tenemos recursos para la construcción de la primera línea del Metro, aunque todavía no conozcamos cuánto cuesta en realidad porque no sabemos si es elevado o subterráneo,  factores que determinan su costo. Los recursos del SITP provendrían, en parte, de las mismas concesiones en las que se dividiría la ciudad y para el tren de cercanías si existen limitaciones financieras.

¿Esas vigencias futuras se verían afectadas por el incumplimiento en las obras de la Fase III de Transmilenio? al no incluir el sistema por la carrera Séptima como se había acordado en principio

Que el Transmilenio pase por la carrera Séptima no es descartable, pero obviamente esa construcción entraría dentro de la fase III. Por esa razón las vigencias futuras se verían afectadas en cuanto a que se  prolongaría esa ayuda económica, y se tendría que pensar en otra inyección de recursos.

¿La Contraloría está investigando los retrasos en las obras de Transmilenio?

Sí, estamos adelantando auditorías en las que hemos comprobado que efectivamente si existen retrasos por cambios en los diseños, fallas técnicas e imprevistos que surgen en la marcha, pero lo que se pretende es que si en futuro se presentan retardos no sean por mucho tiempo.

¿Qué está haciendo el Distrito para no dejar perder más de medio billón de pesos en multas de tránsito por parte de las empresas transportadoras?

La Administración Distrital generó una amnistía sobre el 90 por ciento de la multa, pero hay que ver la capacidad de recaudo que tiene la Secretaría de Movilidad para hacer frente al tema, pues de eso depende el éxito de la medida.

¿Cree usted que el Gobierno Distrital deba subsidiar el tiquete para el SITP?

Hablar de tarifas ahora es un poco bizantino, pues no se sabe cuánto cueste el pasaje para Metro, ni cuánto cueste el pasaje por licitación cuando se abran las 13 zonas en las que se dividirá a la ciudad. Entonces especular con precios es muy apresurado.

¿Cuál es su posición frente a la búsqueda del socio estratégico de la ETB?

Bogotá no necesita que la ETB se alíe con  un socio estratégico que sólo tenga una chequera muy grande, sino que también sea un apoyo tecnológico. Esta búsqueda es un proceso muy lento, hasta el momento se está mirando el escenario de esa posible negociación. Todavía no hay proponentes, ni una propuesta concreta. La empresa de teléfonos tiene que analizar muy detenidamente la dinámica bursátil.

¿Con esa alianza se privatizaría la ETB?

Cualquier socio estratégico que va a querer tener una gran presencia en el control y en la dirección de la empresa. Se privatiza en cierto sentido porque  cualquier capital privado que entre en una inversión tan grande, de alguna forma tiene que incidir en las decisiones estratégicas. Sin embargo, el Distrito seguiría teniéndola mayoría accionaria.

Entre los trabajadores de la ETB se rumora despidos masivos, ¿usted cree que eso podría suceder?

El socio que va a invertir tiene que medir la eficiencia de sus trabajadores y valorar la estructura administrativa que puede ser más pesada para la empresa. No creo que vaya a haber despidos masivos, pero si grandes e importantes reformas.

¿Cree usted que a la ETB le falta informar más acerca de la búsqueda del socio?

Cualquier información o ruido que pueda salir a la luz pública puede afectar la dinámica bursátil de la ETB y en consecuencia su valor,  también puede aumentar la sensibilidad de los inversionistas. Estos grandes negocios hay que manejarlos con prudencia y transparencia. La empresa ya público las reglas de juego y falta que le informe a la ciudadanía cómo va el proceso.

¿Qué empresa podría ser un buen socio estratégico?

No es difícil prever qué compañías se sienten atraídas para crear una alianza con la ETB, como Telmex y Telefónica, por ejemplo, también algunas empresas asiáticas y brasileras.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, se mostró interesado en comprar la ETB. ¿Venezuela sería un buen socio estratégio?

Creo que si lo dijo, es más una expresión de sarcasmo político, aquí no se trata de tener un socio con una gruesa chequera, sino que sea un fuerte competidor tecnológico en el mercado para que garantice la competencia con las grandes compañías. No me imagino al presidente Chávez, en un ataque de ira contra Colombia, le dé por retirar o por descapitalizar a la ETB y la convierta en una empresa inestable en materia jurídica y financiera. Por esa razón, creo que pueden participar, pero que la chequera no sea manejada al ‘vaivén’ de esas pataletas que la dan a un presidente.

¿Cómo va el proceso que adelanta el Acueducto frente a posibles alianzas con mercados internacionales?

La empresa de Acueducto está creciendo en el mercado y creo que si pudo sacar adelante un negocio de 140 millones de dólares prestando un servicio en la Guajira, es posible que se alíe con países como España y Chile para mejorar en intercambio tecnológico y adelantar proyectos de saneamiento básico y tratamientos de agua.

¿Si consigue aliarse con esos países se podría pensar en una privatización?

No, es una empresa de servicios públicos rentable.

Finalmente, piensa que fue irresponsable de su parte informar de la investigación al Secretario de Educación a través de los medios de comunicación y no directamente a la Administración

No me parece irresponsable porque en ningún momento se tergiverso la información. La Contraloría no puede permitir que el Distrito se llene de funcionarios de buena fe que permitan que los recursos públicos se pierdan, no basta ser una buena persona, tiene que tener una gran competencia gerencial y tiene que tener el control total de su organización. Debe evitar a toda costa, que de una manera tan descarada se pierdan 1.300 millones de pesos.

Sólo con buena fe no se puede permitir que todos los bogotanos paguemos todas las equivocaciones y la negligencia de los funcionarios públicos, eso es el cinismo extremo. Entonces cada vez que pase algo, nos escudamos en decir que fuimos engañados.