Autoridades les siguen la pista a traficantes de alimentos vencidos

Bogotá está en alerta por distribución de comida en descomposición.

Luego de que la Policía Metropolitana de Bogotá decomisará media tonelada de alimentos vencidos en una bodega en el norte de la ciudad, en el sector de Toberín, la Secretaría de Salud recomendó revisar las etiquetas contramarcadas con fecha de vencimiento.

La costumbre de quienes trafican con alimentos en descomposición es contramarcar la fecha de vencimiento ubicando una calcomanía encima o borrándola con tinta.

Las autoridades manifestaron su preocupación con el tema porque los alimentos decomisados iban a ser distribuidos en Usaquén y estaban valorados en 130 millones de pesos. No obstante, este tráfico ronda por toda la ciudad; este año se han encontrado alimentos con estas características en tiendas y supermercados de barrios.

En lo corrido de este año, las autoridades se han incautado de 250 toneladas de comida vencida, 15 toneladas de carne y pollo en descomposición, 350 mil litros de leche no apta para el consumo y 1.500 botellas de licor adulterado.

Por su parte, las autoridades recomendaron que quienes identifiquen alimentos con etiquetas irregulares, los conserven en la nevera para determinar de dónde proviene dicho producto.

En la última incautación se encontraron carnes empacadas al vacío, conservas, vinos y enlatados donde todos tenían fecha de vencimiento del 2008.

Se encontraron 2454 unidades de carnes embutidas entre chorizos, salchichas y jamón, filete de anchoa, 233 unidades de quesos,  720 unidades de verduras embutidas y  132 botellas de vinos con sus corchos en mal estado.