Bogotá completa más de 50 horas de caos por paro de transportadores

El secretario de Movilidad, Fernando Álvarez, se mostró optimista y cree que este miércoles se levantará la protesta.

En la capital del país ya se completan 54 horas de paro de transportadores, 22 horas de negociación y 10.200 uniformados custodian la ciudad para evitar mayores alteraciones al orden público.

Las reuniones adelantadas entre Distrito, Gobierno y transportadores no muestran avances.; la última que terminó a las 3 de la mañana de este miércoles volvió a fracasar.

Los transportadores pretendían obtener el 3% mensual de renta, ya bajaron su petición a 2% pero la Administración les ofrece 1,5%.

Se espera que este miércoles se note un incremento en el transporte público, de acuerdo a las negociaciones que se hicieron con Conaltur; sin embargo, Alfonso Pérez, presidente de Apetrans señala que los 16.500 buses que tiene a su cargo seguirán en paro indefinido hasta que la Administración Distrital ceda a sus exigencias.

Ellos exigen que el proceso de licitación para el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) vuelva a comenzar de nuevo; pues están en desacuerdo con que en el pliego de condiciones se les fije una cuota de 200 millones de dólares para hacer parte del proyecto.

Además, dicen que los pagos que recibirían por la tarifa de recaudo del SITP y la chatarrización de sus vehículos es demasiado bajo y que ellos "no se van a poner a mendigar".

El pasado martes, pese al llamado que hicieron la Administración Distrital y el Gobierno Nacional a los transportadores para que prestarán el servicio a partir del medio día en ocho corredores viales, Bogotá siguió paralizada.

Algunos conductores no quisieron sacar a circular sus buses, busetas y colectivos por temor a ser agredidos por los manifestantes, pues en dos días de paro más de 300 vehículos han resultado afectados.

Las localidades más afectadas son Bosa, en donde se ha registrado la mayoría de disturbios; Suba, que reportó alteraciones de orden público en el sector de La Gaitana, Ciudad Bolívar, Usme y Kennedy.

Los habitantes de este sector se quejan por la especulación en los precios que están cobrando los carros particulares, pues algunos han llegado a pedir hasta $20.000.

Hasta muy tarde en la noche, miles de bogotanos lucharon por llegar a sus casas, pues no se registró transporte público en Las Américas, el centro de Bogotá, avenida Boyacá, El Tunal y carrera Décima.

Así mismo, se reportó muy poco en la carrera Séptima, avenida 68, calle 13 y calle 26; en donde pasaban entre tres y cuatro buses cada hora.

Hasta el momento, todo parece indicar que el paro transportador se extenderá hasta este miércoles, pues tras la fallida reunión entre el Ministerio de Transporte y Apetrans; el alcalde Samuel Moreno anunció que la medida del pico y placa para carros particulares y servicio público seguirá suspendida hasta nueva orden.