Derrumbe en Monserrate complica fecha de reapertura del sendero

El Señor Caído sería trasladado nuevamente a la Catedral de la Plaza de Bolívar durante la Semana Santa.

Después de que la Personería de Bogotá sugiriera el aplazamiento de la reapertura del sendero peatonal a Monserrate y de analizar el riesgo causado por un deslizamiento que se registró este lunes en la parte alta del camino, el Distrito analizará si habilita el paso peatonal para Semana Santa.

La Dirección de Prevención y Atención de Emergencias (DEPAE) de Bogotá informó que unos 500 metros abajo del Santuario se registró un derrumbe de al menos dos metros cúbicos de tierra.

"El tema está en estudio y por eso no hemos abierto el camino. El principal motivo es garantizar la seguridad de los feligreses y deportistas que ascienden al Cerro", señaló Catalina Ramírez, secretaria de Cultura, Recreación y Deporte.

Las autoridades analizan con los organismos de emergencia y prevención la viabilidad de la reapertura del sendero, después de un año de obras de reforzamiento adelantadas por el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD).

"Igualmente sabemos que se adelantan conversaciones con la Curia para que ojalá el Señor Caído puedan bajarlo en Semana Santa y así la gente pueda visitarlo en la Catedral de la Plaza de Bolívar", indicó la funcionaria.

A lo largo de esta semana se conocerá oficialmente si el camino se abre o no para la Semana Santa.

Deportistas y turistas tendrán horario para subir al cerro

Entre las 5:00 y las 8:00 de la mañana, el sendero estará disponible para los deportistas. Entre las 8:00 de la mañana y las 12:00 del mediodía, estará abierto para turistas que suban y desciendan con operadores, y entre las 12:00 del mediodía y las 4:00 de la tarde, podrá ser utilizado por el público en general.

La directora del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), Ana Camacho, confirmó que el camino tendrá horarios de uso de acuerdo con las actividades, la demanda y las mismas condiciones de seguridad y preservación de la vida de "promeseros y visitantes".