Aseguran a cinco policías por el robo y comercialización de combustible para patrullas

Los uniformados se aprovechaban de su cargo al interior de la institución para comercializar el gas natural destinado para los vehículos oficiales. Cuatro civiles también fueron privados de la libertad.

Una investigación del Sijín de la Policía dio con la captura de cinco patrulleros y cuatro civiles que, usando los chips de recarga de los vehículos de la institución, presuntamente robaban gas natural vehicular y se lo vendían a carros particulares.

Según informó la Policía Metropolitana de Bogotá, los cinco uniformados y los civiles fueron detenidos el 18 de mayo en cumplimiento de una orden de captura proferida por un juez, luego de una solicitud hecha por un fiscal de la Unidad de Administración Pública de la Dirección Seccional de Bogotá.

Las investigaciones de las autoridades indican que estas nueve personas, supuestamente, se dedicaban a apropiarse del combustible destinado a los automotores de la Policía Nacional y el Fondo de Vigilancia y Seguridad.

Los uniformados, que tenían a su cargo varios chips de recarga, aprovechaban su posición para, en coordinación con los encargados de las islas de una estación de servicio, proveer combustible a vehículos particulares a los cuales les cobraban el valor total de la recarga. La Sijín informó que el dinero recaudado a través de este delito era repartido entre los implicados.

Finalmente, mientras de adelantan las audiencias correspondientes, los patrulleros y los civiles capturados fueron cobijados con medida de aseguramiento en detención domiciliaria. La Fiscalía les imputará cargos por el delito de peculado por apropiación en concurso homogéneo, bajo circunstancias de mayor punibilidad.

Se conoció que solo uno de los indiciados aceptó los cargos, pero el juez determinó imponerle medida de aseguramiento al igual que los demás capturados.