Así avanza la sustitución de las "zorras"

La mitad de los 2.890 carreteros de la ciudad pidió al Distrito vehículos motorizados para cumplir con la eliminación de los vehículos de tracción animal.

De los 2.890 carreteros que hay en la ciudad, según la más reciente actualización de datos de la Secretaría, la mitad solicitó al Distrito que les entregue un vehículo motorizado para continuar su trabajo de reciclaje. / Archivo
De los 2.890 carreteros que hay en la ciudad, según la más reciente actualización de datos de la Secretaría, la mitad solicitó al Distrito que les entregue un vehículo motorizado para continuar su trabajo de reciclaje. / Archivo

Luego de que la semana pasada el Distrito recibiera críticas por el incipiente estado del proceso de sustitución de las tradicionales “zorras”, la secretaría de Movilidad asegura que ya tiene lista la cifra de carreteros con los que desarrollará el programa: en total son 2.890. Pero hacen falta recursos, pues el proyecto costaría entre 25 y 30 millones de dólares. Este es uno de los retos principales de la entidad, ya que el 31 de enero de 2013 se vence el plazo para cumplir con la disposición ordenada en 2002 por el Código Nacional de Tránsito.

De los 2.890 carreteros que hay en la ciudad, según la más reciente actualización de datos de la Secretaría, la mitad solicitó al Distrito que les entregue un vehículo motorizado para continuar su trabajo de reciclaje, el 25% una indemnización y el otro 25% un plan de negocios para dedicarse a otro oficio.

Actualmente la entidad realiza un estudio de competencias para saber a qué otros oficios se puede dedicar la población identificada y así comenzar con el cambio a finales de este año.

“Ya tenemos la plena caracterización, que era una etapa en la que cada persona debía demostrar que era carretero para poder hacer parte del proyecto. La terminamos en septiembre porque además de hacer la identificación de los caballos, nos llegaban solicitudes y derechos de petición porque aparecían más carreteros”, explicó Sigifredo Moreno, miembro de la Dirección de Estudios Sectoriales de la Secretaría.

El Distrito debe garantizar procesos productivos para la mitad de los carreteros que no solicitaron vehículos motorizados. Además, la sustitución incluye procesos sociales paralelos que tardarán varios años. Por esta razón, el desafío de la entidad es obtener el total del dinero que necesita el proceso, “porque aunque tenemos recursos no nos alcanza para todo. La forma más fácil de conseguirlos es presentar un proyecto de acuerdo al Concejo. Eso lo estamos evaluando”, indicó Moreno.

Por su parte, el alcalde Gustavo Petro, señaló que $20 mil millones de la adición presupuestal solicitada al Concejo serán destinados para que la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) compre los vehículos motorizados que sustituirán a caballos.

En cuanto a los caballos, también se adelanta un programa para la adopción de los 2.200 equinos que trabajan como vehículos de tracción animal y ya hay 3.100 posibles adoptantes. Moreno aclara que los caballos serán entregados en custodia, pero la propiedad seguirá a cargo del Distrito. “Queremos que ellos tengan un hábitat pero no que los vayan a explotar nuevamente, por eso es necesario que cada vez que podamos ir a verificar el estado del caballo en el hogar al cual fue asignado”, agrega.

Además de estos puntos, el miércoles pasado la concejal Clara Lucía Sandoval junto con los integrantes de la Bancada Animalista plantearon a la administración distrital que en la hoja de ruta del proceso se deben tener en cuenta elementos como una prueba piloto que empiece antes de tres meses, el centro de asistencia equina móvil, la implementación de un plan de jubilación para el adulto mayor, programas académicos para adolescentes y jardines infantiles de noche para menores de edad.