Así opera un centro para heroinómanos en Bogotá