Así operaban 'Los Pokemones', una sofisticada banda dedicada a robar celulares en Bogotá

Su especializada forma de operar quedó grabada. Usaban una moto y un carro de vidrios polarizados para huir y coordinaban los asaltos por teléfono. Sus víctimas rondarían las 300.

Luego de analizar videos de seguridad y hacerles seguimientos durante casi un año, la Policía de Bogotá desarticuló a “Los Pokemones”, una sofisticada banda dedicada a hurtar celulares, que en su prontuario alcanzó, según las autoridades, a inscribir casi 300 víctimas, especialmente en el noroccidente de la ciudad.

Luego de analizar videos de seguridad y hacerles seguimientos durante casi un año, la Policía de Bogotá desarticuló a “Los Pokemones”, una sofisticada banda dedicada a hurtar celulares, que en su prontuario alcanzó, según las autoridades, a inscribir casi 300 víctimas, especialmente en el noroccidente de la ciudad. 

Su elaborada forma de operar quedó evidenciada en varios videos revelados por Noticias Caracol. Alias “Gonzo” era el encargado de ejecutar los raponazos. Seguía de cerca a las víctimas, analizaba sus celulares (solo atacaban cuando eran de alta gama), los arrebataba y huía.

El encargado de ayudarlo en el escape era alias “Álex”, quien se movilizaba en una moto, se mantenía cerca a la víctima y apenas ocurrido el hurto recogía a “Gonzo”, de gran habilidad para subirse a la moto en movimiento, antes de acelerar.

El tercer miembro de la banda, y el jefe, era alias “Pedro”, quien merodeaba la escena desde un carro negro de vidrios polarizados. Desde ahí dirigía los asaltos, coordinados todos por llamadas a celular. Cuando lograban escapar de la escena, “Gonzo” era recogido por el carro negro.

Los presuntos delincuentes se aseguraban además de que en el área del robo no hubiera cámaras de seguridad. Tenían bien estudiado cada lugar. En los videos queda clara la habilidad con la que operaban y la experticia con la que dominaban situaciones peligrosas, incluso en las que eran perseguidos por vehículos y tenían que huir a altas velocidades.

Con la investigación, se establecieron otros detalles de su operar, como que preferían perpetrar los asaltos entre miércoles y sábado. Ahora, los presuntos ladrones tendrán que enfrentarse a la justicia, que cuenta con numerosos videos, interceptaciones telefónicas y decenas de testimonios para procesarlos.

Temas relacionados