Así vivieron la primera marcha las madres gestoras de paz en Bogotá

La nueva figura, que se sumó al protocolo que anunció la alcaldesa Claudia López para atender la protesta social, tuvo su primera prueba de fuego este martes. Sin embargo, fue poco lo que pudieron hacer en la jornada.

Las mujeres iban en compañía de funcionarios del Distrito. Valentina Cárdenas - El Espectador.

Alrededor de 50 madres gestoras de paz salieron a la calle este martes 21 de enero, para acompañar a los manifestantes, en las primeras marchas del año. Su presencia era clave para conocer qué papel jugarían en el nuevo protocolo propuesto por la Alcaldía, para atender la protesta social en Bogotá. 

Vestidas de blanco y con rosas del mismo color se dieron cita en el Parque Nacional, a las 3:00 p.m., para acompañar a las últimas marchas rumbo a la Plaza de Bolívar. A las 3:30 p.m. comenzó la movilización por la Carrera Séptima. Las madres, quien también portaban banderas blancas, comenzaron a corear arengas al comienzo del recorrido: “¡Somos las madres! ¡No nos dejes solas! ¡Quiero libertad! ¡No nos dejes solas!”

Su recorrido avanzó sin ningún obstáculo. Más adelante se toparon con la movilización “El paro suena”, que tenía un concierto móvil, en el que se presentaron diferentes artistas de rock. Estos, al ver a las madres, no dudaron en darles el espacio que necesitaban para continuar con su recorrido. Mientras eso sucedía, todos los asistentes comenzaron aplaudir, elogiando el apoyo de las mujeres. 

Ellas siguieron con sus cantos, que esta vez hicieron llorar a algunos de los asistentes: “¡Los queremos vivos!, ¡No parimos hijos para la guerra!”. Mientras avanzaban iban abrazando a los jóvenes que tenían cerca, quienes alegremente correspondían el gesto. “¡Los queremos! ¡Somos las madres de todos los hijos de Colombia!”, decían. 

Amalia Andrade era una de las integrantes del grupo en el lugar. “Hoy, vamos con mucha alegría y con pasión, porque estamos marchando con nuestros hijos, con nuestros hijos colombianos”, expresó la mujer. También relató cuál era el propósito de llegar a la Plaza de Bolívar, “Allá hay más manifestantes. Queremos llevar el mensaje de paz, queremos pedir que no haya más violencia y que el Esmad no le pegue a nuestros muchachos”, agregó.  

El camino continuó hasta que las madres se toparon con su primer reto. Cerca a la estación de Transmilenio Museo del Oro, encapuchados se enfrentaban con agentes del Esmad. En este punto, ellas se detuvieron, pues los manifestantes tenían el paso bloqueado. Después de varios minutos, el grupo tomó la iniciativa de acercarse al lugar de los disturbios. Sin embargo todo fracasó cuando algunos encapuchados les pidieron que se marcharan. 

Los jóvenes de la llamada primera línea, que también estaban en el lugar, se encargaron de abrirles espacio para que las mujeres pudieran continuar con el recorrido. Ellos también las aplaudieron y agradecieron la intención correspondiendo los abrazos que ellas les brindaban.

Solo avanzaron una cuadra cuando se detuvieron nuevamente. Esta vez hicieron un círculo y agarradas de las manos dejaron las flores que cargaban desde el inicio del recorrido. Sin embargo, en medio de su homenaje notaron cómo varios encapuchados corrían en dirección a ellas, huyendo de los gases lacrimógenos que les habían lanzado los agentes del Esmad. 

Inicialmente ellas se postraron en el lugar mientras cantaban, pero todo acabó cuando los uniformados lanzaron más gases, está vez cerca de ellas. Rápidamente todas empezaron a buscar refugio. La concentración se dispersó dando lugar a enfrentamientos entre los encapuchados y la Fuerza Pública.  

Los miembros de la Alcaldía que acompañaban a las madres se demoraron casi 20 minutos en agruparlas de nuevo. Una vez lo hicieron, las llevaron hasta las instalaciones de la Alcaldía, donde se les brindó agua y sillas para descansar. La idea era que volvieran a salir para subir a la tarima que había en la Plaza de Bolívar, pero la iniciativa fue descartada y las madres terminaron yéndose. 

Una hora y media fue lo que duró el recorrido de las madres gestoras de paz que, a pesar de tener toda la intención de hacer entrar en razón a los encapuchados que hacían parte de los disturbios, no lograron ejecutar su cometido. 

En la rueda de prensa que dio la alcaldesa sobre el balance de las manifestaciones, López aseguró que el grupo de madres gestoras de paz es una organización independiente, a la cual el Distrito le brindó apoyo para que pudiera accionar como gestores de convivencia de la marcha. 

*           *          *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

 

900951

2020-01-21T21:20:03-05:00

article

2020-01-21T22:47:28-05:00

dcardenas_262377

none

-Redacción Bogotá [email protected]

Bogotá

Así vivieron la primera marcha las madres gestoras de paz en Bogotá

69

5172

5241