Bogotá se prepara para afrontar primera temporada de lluvias del año

Estos últimos días de marzo se caracterizan por ser una transición entre la temporada seca y la época lluviosa, que se extenderá hasta abril o mayo en todos los departamentos de la región Andina.

El Ideam no descarta que la temporada de lluvias traiga consigo tormentas eléctricas y granizadas.Idiger.

En Bogotá habrá lluvias, por lo menos, hasta junio. Tras el anuncio del Ideam sobre la segunda temporada de lluvias, que incluye fuertes vientos y la posibilidad de que se presenten granizadas y tormentas eléctricas, el Distrito presentó su plan de acción para afrontar todos los fenómenos ligados a esta temporada, como encharcamientos, deslizamientos, crecientes de corrientes hídricas, caídas de árboles y vendavales, entre otros.

La entidad distrital que lidera la preparación de Bogotá para esta primera temporada de lluvias es Instituto de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (IDIGER), que se encuentra consolidando un plan de contingencias, con el que se busca incluir y fortalecer todas las acciones encaminadas a responder y reducir los riesgos de posibles emergencias causadas por los aguaceros.

Para tener todo el panorama de la temporada de lluvias en Bogotá, el Idiger se vale del Sistema de Alerta (SAB), que permite monitorear en tiempo real el estado de nubosidad y lluvia acumulada, entre otros, para así verificar las zonas más comprometidas con posibles emergencias.

El Idiger también llamó la atención sobre la importancia de que las casas tengan un sistema de desagüe adecuado para drenar las aguas lluvias. Por eso, la entidad adelanta intervenciones en los canales y quebradas de la ciudad, y pidió a los capitalinos verificar que sus casas tengan los canales, tejados y cubiertas en buen estado, para soportar los vientos y evacuar las aguas desde tejados y terrazas.

Asimismo, para esta temporada de lluvias, el Idiger pidió a los capitalinos no arrojar basuras o escombros a las calles, canales o quebradas; cortar las ramas de los árboles que estén sobre el techo de sus viviendas; revisar que los sótanos cuenten con un sistema de bombeo en perfecto estado y, para quienes viven en zonas de ladera, verificar si hay algún agrietamiento en la tierra, y avisar de inmediato a la Línea 123 en caso de notar anomalías. Como es muy posible que se presenten tormentas eléctricas, la entidad pidió tener en las casas y edificaciones lugares seguros.