Avalancha de quejas por deficiencias en construcción de vivienda quedan impunes

La Personería de Bogotá señaló que solo se encontraron 277 multas de 4.235 quejas.

Archivo

La Personería de Bogotá determinó que las deficiencias en la construcción de viviendas en Bogotá están quedando en la impunidad por la falta de una legislación fuerte, la demora en la iniciación y trámite de las investigaciones contra los presuntos responsables y la escasa vigilancia de las alcaldías locales.

Una revisión de gestión de la Personería estableció que de las 4.235 quejas por deficiencias constructivas que recibió la Secretaría de Hábitat desde 2010 al presente año, sólo cursan 1.456 investigaciones, todas pendientes de concepto técnico para la decisión final. Y sólo encontró 277 multas, algunas por montos irrisorios como 330 mil pesos. Únicamente se halló una sanción por 59 millones de pesos.

De acuerdo con el informe dado a conocer por la Personería, el proceso previo a la calificación de la deficiencia es lento y al parecer no tiene término. Entre el traslado de la denuncia al constructor, las visitas técnicas, la comunicación del resultado de la visita, la respuesta del constructor al usuario y la conciliación, entre otras, se pasan los meses y los años sin decisión alguna.

Cuando se logran medidas de fondo por parte de la Secretaría de Hábitat, la mayoría resultan adversas al usuario ante la falta de profundidad en la prueba o apreciación técnica de los expertos.

El Ministerio Público Distrital encontró que los encargados de emitir los conceptos por parte de Hábitat carecen de continuidad, pues son contratistas que son remplazados con frecuencia, generando inconsistencias en los criterios y retraso en las investigaciones.

Se determinó que la vigilancia por parte de las alcaldías locales sobre los proyectos en construcción es casi nula, pues ni se verifica si tienen licencia y, en caso de tenerla, si construyen de acuerdo con lo aprobado por las curadurías urbanas.

En un conjunto residencial en el norte de la ciudad, denominado Salamanca-Calatayud, existen más de 40 familias que esperan un proceso de reubicación por parte del responsable. Ante el problema, el ente de control ha realizado varias mesas de trabajo para que el constructor y los afectados se pongan de acuerdo y se evite un proceso judicial.
 

 

últimas noticias