Avanza “Ley Peñalosa” para hacer control político al alcalde capitalino

De aprobarse, el mandatario de Bogotá no podría faltar a los debates a los que se convoquen en el Congreso.

Alcaldía de Bogotá.

La Cámara de Representantes avanzó, en segundo debate, el proyecto de ley orgánica 253 de 2016 o “Ley Peñalosa” para que el Congreso pueda llamar al Alcalde de Mayor de Bogotá, bien sea para proyectos de ley o para que se discutan temas que se relacionen con el ejercicio de sus funciones.

De ser aprobado, este proyecto añadiría un parágrafo al artículo 233 de la ley 5 de 1992, para que puedan ser citados al Congreso el Alcalde de Bogotá, así como gobernadores y alcaldes de capitales departamentales.

El nombre de “Ley Peñalosa” se debe a que la modificación de la ley de 1992 daría pie a que el mandatario bogotano sea citado al Congreso para un control político por temas que han generado gran polémica como la urbanización de la reserva Thomas Van der Hammen o la construcción del Metro de Bogotá, que ha sido fuertemente criticado, porque poco después de ser elegido, Peñalosa desestimó los estudios hechos durante el período de Gustavo Petro y ha defendido, a pesar de las críticas, la idea de un metro elevado.

En ese sentido, la citación al Congreso se realizaría cuando el control político superara el interés de la ciudad y fuera algo nacional. “Hay alcaldes como Enrique Peñalosa, que de mala fe, le huyen a los debates en el Congreso de la República. Por eso, este proyecto de ley lo que hace hoy en día es establecer claramente que el Alcalde Mayor tiene la obligación de asistir a los debates”, aseguró Inti Asprilla, representante a la Cámara y uno de los ponentes de la propuesta.

A finales de marzo, la Comisión Quinta de la Cámara citó a Peñalosa para realizarle un control político por la urbanización de la Reserva Van der Hammen, pero el alcalde, que ha comparado el terreno con un “cualquier otro potrero”, no asistió al debate.