Balance satisfactorio dejó la jornada de rumba extendida en Bogotá