Banco Mundial definirá futuro de planta de tratamiento de Salitre

La licitación para adjudicar la obra se cerró en mayo de 2015. El financiador es el organismo internacional, que esta semana supervisará otras inversiones con dinero que prestó para recuperar el río Bogotá.

Vista aérea de la Planta de Tratamiento Salitre. / Cortesía CAR Cundinamarca.

 La adjudicación del contrato por cerca de 500 millones de dólares mediante el cual se aumentará la capacidad de la planta de tratamiento de aguas residuales de Salitre (PTAR Salitre) depende del visto bueno del Banco Mundial (BM). 

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), encargada del proceso, ya hizo una evaluación positiva de las dos ofertas que se disputan la ejecución de la millonaria obra, conocidas en mayo de 2015. Sin embargo, como los recursos los prestó el Banco Mundial, este también debe dar su aval.

El tema se tratará en la visita que esta semana hace una comisión del organismo internacional para supervisar las obras que se están haciendo para recuperar el río Bogotá.

Néstor Franco, director de la CAR, explica: “le estamos entregando nuestro concepto al BM, para que determine si tiene objeciones. Si da el aval, procedemos a adjudicar”. El funcionario espera que, en caso de no haber inconvenientes, la megaobra se adjudique en entre abril y junio de este año. En mayo de 2015, cuando se cerró la licitación, la CAR anunció que la adjudicación sería en septiembre de ese año.

La PTAR Salitre trata 4 metros cúbicos por segundo de aguas residuales generadas por 2 millones de usuarios del norte de la ciudad, que luego del proceso van a dar al río Bogotá. El objetivo es ampliar la capacidad de tratamiento a 7,1 metros por segundo.

La licitación internacional para escoger un contratista que se encargue de las obras para aumentar su capacidad de tratamiento fue abierta en 2013, y después de la presentación de 18 ofertas quedan en disputa las de dos consorcios entre los cuales estará el ganador.

Uno es el consorcio Aguas del Salitre, integrado por la brasileña Odebrecht y por la francesa OTV.

El otro es el consorcio Expansión PTAR Salitre, conformado por la griega Aktor Technical Societe, la española Aqualia y la colombiana Cass Constructores.

Cabe recordar que las otras plantas de tratamiento como Wiesner, Tibitoc y El Dorado, a cargo del Acueducto de Bogotá, también requieren adecuaciones para aumentar su capacidad. La Superintendencia de Servicios Públicos hizo un llamado de atención en diciembre pasado al recordar que en Bogotá, en total, la capacidad de tratamiento de agua es de 16,9 metros cúbicos por segundo, y las intervenciones en esas plantas permitirán incrementar ese promedio a 23,9. Sin embargo, las obras son apremiantes, toda vez que el mejoramiento debe llegar de aquí a 2019 para evitar una emergencia por posible desabastecimiento.

La comisión del Banco Mundial, por otra parte, también supervisará esta semana las obras de adecuación hidráulica que ha hecho la CAR entre Soacha y la Calle 80. “Hemos comprado 600.000 metros cuadrados de tierra aledaños al río, durante cinco años, lo que permitirá controlar mejor las inundaciones”, declaró el director de la CAR. Así, hemos venido consolidando un sendero peatonal de 52 kilómetros que también servirá para los planes que tiene el alcalde Enrique Peñalosa a lo largo del río”.