Barrios del norte de Bogotá, los más afectados por robo de medidores de agua

Policía pide que la comunidad integre frentes de seguridad vía Whatsapp.

Acueducto.

La Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá con el apoyo de la Alcaldía de Usaquén y la Policía Metropolitana alertó a los administradores, propietarios de viviendas y vigilantes del norte de la ciudad para que denuncien e informen a las autoridades sobre la presencia de delincuentes que están sustrayendo los medidores que llevan y contabilizan el agua de los edificios y viviendas.

Estos equipos son propiedad de los dueños de los predios y forman parte del sistema de medición y acometidas que instala la EAB en los edificios y conjuntos residenciales y que sirven para abastecer a los distintos apartamentos.

Los delincuentes suelen actuar en la noche generando grandes escapes de agua y afectando a las viviendas. En los últimos dos meses la EAB ha recibido 59 reportes de ciudadanos que han sido víctimas de estos robos.

Los barrios más afectados son La Calleja, Molinos Norte, San Patricio, Santa Bárbara Occidental, Chicó, Santa Bibiana, Pasadena, Puente Largo y el Batán. Un medidor cuesta entre 204.000 y 953.000 pesos, dependiendo del diámetro, costo que deben asumir los usuarios por ser un accesorio del sistema de distribución interna de las viviendas, tal como sucede con el hurto de medidores.

El Acueducto de Bogotá hace un llamado a los residentes del norte de la ciudad y de otros sectores como las zonas comerciales de Chapinero, Usaquén y Suba para que llamen al 123 y denuncien cualquier presencia de sujetos sospechosos en cercanía de los medidores y equipos de distribución de agua de los edificios, indicó Julio César Pinzón, director Comercial de la EAB.
 

Temas relacionados