Bogotá arranca 2017 con más cestas para depositar basura en las calles

Tienen dispensadores de bolsas para las heces de animales y dispositivos para apagar cigarrillos. El Acueducto promete instalar cuatro en cada cuadra.

El Acueducto de Bogotá pretende instalar 912 cestas de basura como esta en los próximos meses. / Foto: Cortesía Empresa de Acueducto de Bogotá

Los ciudadanos que caminen por el centro de Bogotá ya tienen menos excusas para tirar la basura a la calle. El Acueducto, por medio de su empresa de aseo Aguas de Bogotá, comenzó a instalar más cestas en los postes para que los peatones depositen los desperdicios.

En La Candelaria y la Carrera Séptima peatonal ya puso 174, y proyecta que sean 308 en esa zona. “Se calcula una ubicación, por cuadra, de cuatro cestas distribuidas en zigzag. La Séptima tendrá un mayor número debido al tránsito masivo de peatones entre la calle 26 y la Plaza de Bolívar”, explica la empresa en un comunicado. Próximamente las llevarán a San Victorino y Chapinero.

Lea también: Bogotá y su nuevo plan de basuras para 12 años

La empresa también comenzó a instalar 266 cestas entre las calles 80 y 87 y entre las carreras 11 y la 15, en el norte. Aguas de Bogotá, hay que recordarlo, tiene una cobertura del 52% de la ciudad y es en esas zonas donde desarrolla este tipo de acciones.

La meta es de 912 cestas en los próximos meses, que pueden almacenar entre 20 y 30 kilos de residuos.

“En parques y en cercanías a las ciclorutas y senderos peatonales se instalarán cestas que poseen un dispensador de bolsas para que los ciudadanos puedan disponer más fácilmente de las heces de sus mascotas”, agrega el comunicado. “Además, en su parte superior se puede encontrar un dispositivo metálico que permite apagar los cigarrillos para una disposición final segura”.

La vida útil de cada recipiente es hasta de ocho años.

El gerente del Acueducto, Germán González, precisa que “estas nuevas cestas tienen varias ventajas sobre las antiguas metálicas de boca ancha. El espacio para depositar los desperdicios es pequeño, no permite la disposición de grandes volúmenes como las antiguas, y cuando llueve se evita que el agua moje su contenido”.

Cualquier ciudadano puede reportar a quienes arrojen basura a la calle por la línea 116.