Bogotá: así avanzan los diálogos entre empresarios y Distrito

Noticias destacadas de Bogotá

Tras los reclamos de diversos gremios por las medidas que, aseguran, estaban asfixiando sus negocios, la administración de Claudia López instauró unas mesas de diálogo permanentes para escucharlos y tener en cuenta su opinión al momento de tomar decisiones.

Las cuarentenas por localidades, los toques de queda y el pico y cédula hacen parte de las medidas que la administración de Claudia López ha adoptado para mantener a raya la propagación del COVID-19. Pese a que en las primeras semanas del año se evidenció una alta ocupación en camas UCI (superando el 92 %), el panorama de hoy muestra una mejora, pues se ha registrado una tendencia a la baja que, esta mañana, consolidó un 80,3 %. Tal parece que las restricciones adoptadas por López están dando resultado.

A pesar de esto, diversos gremios empresariales han calificado el accionar de la mandataria como “improvisado”, pues aseguran que el anuncio de las nuevas cuarentenas se dio casi que “de un día para otro”, lo cual les restó flexibilidad para reaccionar, además de afectar su economía en pleno año nuevo. Ejemplo de esto son las grandes papelerías de la capital, las cuales, en diciembre, (confiando en que 2021 sería un año de avanzada en la senda de crecimiento económico) realizaron grandes inversiones en materiales y contrataciones de personal para atender la temporada escolar. Hay que recordar que a finales de 2020 López había anunciado que el 25 de enero comenzaría la semipresencialidad en los colegios del Distrito.

Le puede interesar: Sector de papelería y útiles escolares perderá el 60% de sus ventas: Fenalco Bogotá

Todo esto hizo que parte de los trabajadores del comercio adelantaran diversas manifestaciones. La primera el 20 de enero y, las siguientes, en los días que permaneció vigente el confinamiento por UPZ. Con la decisión de levantar la alerta roja en la ciudad, y pasar a alerta naranja,  ya no hay más cuarentenas ni toques de queda, pero permanece el impacto financiero en el tejido empresarial bogotano.

Precisamente el 8 de enero diversos gremios, entre ellos Acopi, Asobares y Cotelco, enviaron una carta con propuestas a la alcaldesa y parte sus secretarios. Una de estas era la de instaurar una mesa permanente en la que pudieran acordar medidas que mitigaran el impacto de la pandemia, a la par de que se cuida la salud de als empresas bogotanas.

Le sugerimos leer: Gremios empresariales piden que Claudia López atienda sus peticiones

Días más tarde la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, envió un mensaje a los medios que parecía ser la respuesta esta petición, ya que informaba sobre la instauración de una mesa de diálogo permanente en la que cada 15 días se sentarán los gremios y el Distrito para trabajar en conjunto.

Desde entonces han pasado varias semanas y El Espectador consultó a Durán sobre cómo avanzan estos diálogos, y cuáles son las medidas que se esperan tomar.

Según Durán, no es nuevo que el Distrito se siente a dialogar con los empresarios, de hecho, en 2020 esa fue una de las preocupaciones de la alcaldesa de Bogotá. Lo nuevo es que estas reuniones ahora serán permanentes y tendrán la premisa de buscar una toma de decisiones “menos reactivas y más preventivas”.

Parte de los detalles que ofreció Durán a este medio es que en esas mesas de diálogo hacen parte expertos de salud y epidemiólogos que analizan las propuestas que allí se tratan, además de mostrar las cifras sobre cómo avanza la ciudad en materia de pandemia. En suma, se logró que los empresarios y el sector salud se sentaran para ponerse de acuerdo.

Lea también: Evan Sudarsky, uno de tantos bogotanos que emprendió en plena pandemia

Sumado a esto, estos profesionales estarán analizando la data de las personas que ingresan a los servicios de atención por urgencias, para así prever con más de una semana de antelación cuándo se podría presentar otro aumento significativo en la ocupación de camas UCI que lleve a que el Distrito a adoptar nuevas medidas. De esta forma se cumpliría la premisa de la que habla Durán, la de tomar decisiones preventivas.

De momento se han logrado varios avances en esta mesa, como lo fue en su momento reducir el horario del toque de queda, el cual pasó de las ocho de la noche a las diez de la noche. La secretaria de Desarrollo Económico explicó que esto se logró porque se entendió que ciertos negocios, como restaurantes, no les convenía una restricción en la movilidad tan temprano, pues prácticamente tenían que cerrar a las seis de la tarde para dejar organizado el establecimiento comercial.

Las propuestas han venido de parte y parte. Por ejemplo, y como lo reveló El Espectador el martes, la alcaldesa le propuso a los empresarios hacer una ‘vaca’ para atender a las personas que, según la estrategia DAR, tienen que aislarse durante 15 días y no cuentan con los recursos económicos. López cree que se pueden ir por mitades para garantizar un salario mínimo a estas personas.

Le sugerimos leer: Bogotá: La ‘vaca’ que les propone Claudia López a los gremios empresariales

La ganancia que recibirían las agremiaciones es que estarían aportando para reducir el número de contagios en la ciudad, lo que a largo plazo se traduce en menos posibilidades de cierres por nuevas cuarentenas. Según Durán, a gran parte de estos no les disgustó la idea, pues creen que es más económico invertir en esta estrategia que permanecer inoperantes.

Hasta el momento, esto es tan solo una propuesta que espera ser estructurada en las próximas reuniones. Otro tema de diálogo ha sido que se exceptúe del pico  cédula a los comercios que funcionan a cielo abierto, como los parques de diversiones ya que, a diferencia de otros, como los centros comerciales, hay más garantías de que se respete el distanciamiento social y el mismo ambiente no favorece tanto la propagación del virus.

Estas son algunos de los avances que se han logrado en estos espacios. Se espera que este viernes (con Fenalco) y el martes (en el encuentro quincenal) se adelanten nuevos espacios. De esta forma el Distrito asume el reto de procurar mantener en equilibrio la salud de los bogotanos, pero también la de sus empresas.

Comparte en redes: