Bogotá, donde más se cambia el componente sexual de la cédula

Hasta abril pasado, de acuerdo con cifras de la Superintendencia de Notariado y Registro (SNR), 167 colombianos solicitaron este procedimiento. No obstante, integrantes de la comunidad LGTB siguen advirtiendo trabas.

En 2015, tras una batalla judicial que escaló hasta la Corte Constitucional, en Colombia se consagró el derecho a corregir el componente de sexo en la cédula. Con esta conquista, las personas LGTB pueden escoger libremente si prefieren que en el documento se indique si corresponden al sexo M (masculino) o F (femenino).

Según cifras de la Superintendencia de Notariado y Registro (SNR), hasta abril pasado 167 personas en el país efectuaron este trámite. Las estadísticas señalan que los cambios más solicitados son de sexo masculino a femenino (146 registros), mientras que de femenino a masculino se han reportado 21 casos.

Por ciudades, Bogotá es donde más se ha realizado el cambio de componente, con 77 casos, seguida de Medellín (39), Bucaramanga y Armenia (con tres registros cada una).

Los departamentos en los que ha habido una mayor demanda sobre este trámite son Cundinamarca (78), Antioquia (45) y Valle del Cauca (10).

Para Laura Frida Weinstein, integrante de la Fundación Grupo de Acción y Apoyo a Personas Trans (GAAT), si bien hay avances, aún se registran casos en los que notarios ponen trabas para efectuar el trámite, a lo que se suma el costo del cambio: hasta $700.000, según advierte.

“Este trámite se puede hacer en cualquier notaria, pero me encontré con barreras, como que me obligaran a ir al establecimiento en el que se hizo el registro civil. Preocupa que las notarías actúan como estados independientes y a discrecionalidad pueden cobrar lo que quieran por este trámite, sin contar con que también hay algunos notarios religiosos o con creencias que imponen hacen más difícil el proceso”, manifestó Weinstein.

Advirtiendo además lo demorado que puede ser cambiar el componente sexual de la cédula, la integrante de la GAAT alega que para la población LGTB las implicaciones van más allá de una mera corrección en el documento: “El cambio incide en la afiliación al sistema de salud, el pasaporte o la cuenta bancaria”, agregó.

A su turno, Juan Felipe Rivera, coordinador del área de litigio de Colombia Diversa, recordó que previo al fallo de la Corte Constitucional, para cambiar el componente sexo en el registro civil las personas trans debían acudir a un proceso de jurisdicción voluntaria buscando que un juez de la República autorizara y ordenara la modificación del componente sexo.

“Era muy difícil, pues hacía que las personas trans tuvieran que incurrir en un proceso engorroso y difícil, y requerían la asesoría o conocimientos técnicos para adelantarnos. En algunas ocasiones, proferir la sentencia dando esta orden podía requerir una evaluación psiquiátrica, lo cual resultaba indigno, y en ocasiones incluso se supo de algunos casos en los que se solicitaba valoraciones físicas de Medicina Legal”, declaró Rivera.

Para el experto, que las personas puedan modificar su componente sexo mediante una declaración y un proceso administrativo, “reconoce la facultad de toda persona de definirse a sí misma, sin injerencia arbitraria o innecesaria del Estado”.

 

*  *  * 
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: 

 

868362

2019-06-28T17:59:36-05:00

article

2019-06-28T17:59:36-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Bogotá, donde más se cambia el componente sexual de la cédula

64

4061

4125