Bogotá duplicará sus cámaras de seguridad

La idea es instalar 500 cámaras de seguridad antes de terminar el año, arreglar 220 que están fuera de servicio y mejorar 320 que están en operación.

La Policía tiene acceso a las imágenes de casi 900 cámaras de seguridad. /El Espectador
La Policía tiene acceso a las imágenes de casi 900 cámaras de seguridad. /El Espectador

El funcionamiento de las cámaras de vigilancia en Bogotá siempre ha sido un blanco de críticas. La capital tiene déficit y superar esta situación es una de las metas de la nueva administración. Para lograrlo, el Fondo de Vigilancia anunció que aumentará la cantidad de equipos y arreglará los que están fuera de servicio. Según Sandra Borraez, gerente del Fondo de Vigilancia, la meta es comprar 500 cámaras antes de terminar el año y arreglar todas las que ya no sirven.

"Tenemos en el proceso de modernización, poner en funcionamiento más de 500 cámaras en tres o cuatro meses y antes de finalizar el año vamos adquirir 500 más, totalmente instaladas y funcionando. Así como las de Transmilenio, con toda su tecnología", explicó a Caracol Radio la directora del Fondo de Vigilancia.

El anuncio lo hizo la funcionaria justo días después de que el representante a la Cámara por Bogotá, Carlos Eduardo Guevara (movimiento Mira), cuestionó la multimillonaria inversión que ha hecho la administración en videovigilancia, para tener prácticamente un sistema obsoleto. Según datos de un derecho de petición que le respondieron al congresista, en los últimos cinco años la ciudad ha gastado $72.000 millones en la compra, instalación y mantenimiento de cámaras de seguridad. A pesar de esto, muchas no funcionan y no cubren toda la ciudad.

Las cuentas de las Cámaras de Vigilancia son las siguientes. De acuerdo con la Oficina Jurídica de la Alcaldía, la Policía Metropolitana de Bogotá tiene posibilidad de visualizar 1.100 cámaras (que son del Distrito) en su Centro Automático de Despacho (CAD). De estas, 378 instaladas en las calles; 164, en Transmilenio; 538, en los colegios, y 30, en las calles de la localidad de Bosa. Sin embargo, de estas se encuentran fuera de servicio 212, todas por falta de conectividad o porque se le robaron el cable de energía. Es decir, apenas hay 898 cámaras funcionando, casi las mismas que tiene Medellín en operación (880 cámaras).

Según el congresista Guevara, fuera de ser pocas, no cubren todo lo que se necesita. Por ejemplo, en cuanto al transporte público, el Portal Américas y Portal 80 son los únicos con vigilancia digital. Asimismo, de las 131 estaciones existentes, solo 8 tienen sistema de seguridad, y estaciones con un alto flujo de transeúntes, como la Calle 19 y Patio Bonito, no poseen cámaras. Para completar, en localidades como Ciudad Bolívar, Rafael Uribe, San Cristóbal, Tunjuelito y Usme, que registran los mayores índices de inseguridad, hay pocas cámaras.

Es por eso que la medida de mejorar el sistema de cámaras parece urgente, si se tiene en cuenta que en esta ciudad, con casi ocho millones de personas, la administración apenas tiene una cámara por cada 7.200 habitantes. El promedio parece bajo si se compara con el de Medellín, donde hay una por cada 2.500 habitantes. Para que Bogotá alcance este promedio debería tener 3.200 cámaras en funcionamiento.

Si la administración cumple con tener en buen estado las 1.100 cámaras que tiene a su servicio, compra las 500 que anunció la directora del Fondo de Vigilancia y continua el proceso que comenzó la pasada administración, para integrar al menos 1.180 cámaras de empresas privadas con el CAD de la Policía, Bogotá sumaría 2.790 cámaras al servicio de la Policía.

Es claro que el Distrito debe adquirir un mayor número de cámaras de seguridad, ya que son una herramienta tecnológica clave para las autoridades al momento de la identificación a los responsables de un delito. El proceso parece estar en marcha.

últimas noticias