Bogotá habla de drogas

Representantes de toda América Latina hablarán sobre el estado de las políticas sobre drogas de la región. La despenalización, a la orden del día.

Mañana se inaugura en Bogotá la IV Conferencia Latinoamericana sobre Políticas de drogas, un espacio de debate entre académicos, políticos y organizaciones de la sociedad civil.

El objetivo: mantener actualizado el mapa sobre la oferta, el consumo de drogas, sus problemas asociados y discutir políticas e intervenciones desde el sector público y la sociedad civil.

Buenos Aires, Río de Janeiro y Ciudad de México fueron las ciudades que hospedaron este evento en sus versiones anteriores. Esta vez, en Bogotá, el salón Huitaca, del Palacio de Liévano, donde funciona la Alcaldía Mayor, será el lugar del encuentro.

El evento contará con la presencia de más de 40 expertos que abordarán, en distintos paneles, el papel del consumo, la distribución y la producción de drogas en los campos de la salud, la política, la convivencia ciudadana, los marcos jurídicos nacionales e internacionales, la economía formal y paralela, así como la seguridad y los Derechos Humanos.

El alcalde mayor, Gustavo Petro; el Ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe; el Viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, Farid Samir Benavides Vanegas; el Director de la Corporación Acción Técnica Social (ATS) de Colombia, Julián Quintero y la Presidenta de Intercambios Asociación Civil de Argentina, Graciela Touzé, participarán en la inauguración del evento.

Estas dos últimas entidades, ATS e Intercambios, fueron las encargadas de la organización y el desarrollo de la Conferencia. Ambas han hecho durante los últimos años un trabajo de defensa de los derechos de los consumidores, de concientización y de diálogo con las entidades gubernamentales sobre las lógicas y las mitificaciones del consumo de drogas.

Intercambios es una organización no gubernamental creada en Buenos Aires en 1995, que desarrolla actividades para promover el estudio y la atención de problemas relacionados con las drogas.

Y ATS, la organizadora local, creada en abril de 2008, tiene por propósito diseñar y desarrollar políticas públicas y programas sociales, que generen mayores oportunidades para los grupos poblacionales vulnerables de Colombia. Su trabajo ha tenido buen recibo en el Ministerio de Salud y ha sido fundamental en el desarrollo de los Camad de la Alcaldía de Petro.

Para los organizadores, la importancia de la realización del encuentro en Colombia pasa por el protagonismo histórico que ha tenido el país en la agenda internacional de los temas relacionados con las drogas, sobre todo, en su papel de productor. Además ha sido el escenario de la campaña militar y de cooperación internacional más agresiva que algún país haya desplegado para erradicar las drogas, el denominado Plan Colombia, financiado por los Estados Unidos, punta de lanza de la “guerra contra las drogas” en la región.

Sin embargo, reconocen que el país ha ido adoptando posturas más progresistas, evidenciadas en pronunciamientos de altos dignatarios del Estado como el del propio presidente Juan Manuel Santos en la Asamblea de la ONU; el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, con su política de Camad y de combate a la exclusión, y la Corte Constitucional, con su postura sobre la dosis mínima.

Paralelo a la Conferencia, que se cerrará el próximo jueves, se desarrollarán: el II Seminario para Periodistas sobre “Políticas de drogas en América Latina”; el III Encuentro Continental de Activistas Latinoamericanos de Cannabis, y la Intervención “Cultura Arte y Drogas”.