En Bogotá hay 4 mil vendedores informales en buses de transporte público

Cerca del 7% ahora están en Transmilenio.

El concejal Miguel Uribe Turbay pidió al alcalde Gustavo Petro efectividad en los programas dirigidos a los vendedores informales con el fin de formalizar su actividad productiva y mejorarles su calidad de vida. La solicitud es hecha a propósito del pronunciamiento de la Personería Distrital y de las exigencias de los vendedores para ingresar al Sistema Integrado de Transporte Público –SITP.

“Encontrar vendedores en el Sistema Transmilenio demuestra el fracaso y la falta de efectividad de los programas de reubicación para el desarrollo de la economía informal, que mejoren la calidad de vida de los cerca de 4.000 vendedores, de los cuales 600 (15%) son madres cabeza de familia, que diariamente se montan en buses vendiendo sus mercancías; según se indica en el censo de 2011 realizado por el Centro de Investigaciones para el Desarrollo de la Universidad Nacional”, dice Uribe.

Según cifras de la Policía Metropolitana, en el sistema hay 135 vendedores ambulantes, 48 músicos y 85 son habitantes de calle. “Esto puede ser percibido por la ciudadanía como sinónimo de inseguridad en la medida que se asocia con los buses tradicionales en los cuales se presenta en ocasiones el raponeo y la delincuencia”, afirmó Uribe Turbay.

Agregó que “la bandera de la administración Petro ha sido reducir la segregación social. No obstante, el aumento de vendedores en Transmilenio demuestra una vez más que el alcalde se quedó en discursos y premisas socialmente deseables, pero que carecen de acciones efectivas para solucionar los problemas reales de la ciudad”.

El concejal advierte a la Administración Distrital que si no se da solución a esta problemática en poco tiempo un mayor número de vendedores estará en los buses de Transmilenio.