Bogotá no destinará los bienes públicos al maltrato de animales: IDRD

Así se pronunció el director Elemir Pinto sobre el nuevo fallo de la Corte Constitucional con el que se busca permitir las corridas de toros en las ciudades colombianas.

Pablo Hermoso de Mendoza, durante una tarde de rejoneo en la Santamaría / Archivo EFE
Pablo Hermoso de Mendoza, durante una tarde de rejoneo en la Santamaría / Archivo EFE

El director del Instituto Distrital de Recreación y Deportes (IDRD), Elemir Pinto, aclaró este miércoles que pese al reciente fallo de la Corte Constitucional en el que se les impide a los alcaldes de ciudades y municipios prohibir las corridas de toros, en Bogotá no se destinarán los bienes públicos para el maltrato de animales, toda vez que así está contemplado en el plan de desarrollo del gobierno del alcalde Gustavo Petro, Bogotá Humana.

“No conocemos el fallo completo, sólo hemos leído lo publicado en los medios y sobre eso tenemos tres precisiones. No hace referencia al caso específico de la plaza de toros La Santamaría, bien público de los bogotanos. Vemos que nos es retroactivo y, además, se hace alusión allí sobre un contrato, pero en Bogotá no hay contrato firmado con organización alguna que promueva las corridas de toros”, explicó Pinto en diálogo con Bluradio (96.9 FM en Bogotá).

Al respecto, el funcionario acotó que el contrato que tenía la ciudad con la Corporación Taurina de Bogotá fue declarado nulo, luego de demostrarse que se había adjudicado a dedo en 1999 y tras haber omitido algunas leyes.

También recordó que hoy en día para poderse llevar a cabo la celebración de eventos taurinos en Bogotá es necesario la existencia de un contrato y que la firma del mismo es evaluado minuciosamente por el operador público, en este caso el Distrito, e insistió: “En Bogotá los bienes públicos no pueden destinarse al maltrato de animales y la Ley no nos obliga a celebrar ese tipo de contratos”.

A su turno, el presidente de la Junta Directiva de la Corporación Taurina de Bogotá, Enrique Vargas Lleras, precisó que en dicha organización van a esperar el fallo completo en su totalidad para ahí sí emprender todas las acciones legales necesarias para revivir la tradición de la ‘fiesta brava’ en la capital del país.

Con respecto al fallo de la Corte, “en el caso de Bogotá muy seguramente en términos generales, el alcalde tendrá que sacar a concurso o licitación el manejo de la Plaza de Toros y esta vez no se podrá sustraer de la Ley ni mucho menos de los fallos que son de obligatorio cumplimiento”.

Vargas Lleras también recordó que actualmente el contrato no está vigente, pero que si el alcance del fallo de la Corte lo permite, Petro estaría obligado a abrir un concurso para poder operar la plaza de toros.

“Lo claro es que Bogotá merece tener su feria taurina y el alcalde no se puede sustraer de la Ley”, enfatizó Vargas Lleras.

“La Corte ha hecho un gran trabajo y daremos un compás de espera a que se conozca y se publique el fallo y esperaremos a ver cómo le va a dar cumplimiento el señor alcalde y si se rehusa a hacerlo entonces incitaremos al Ministerio Público para que obligue al alcalde a cumplir la providencia”, declaró Vargas Lleras, también en diálogo con Bluradio.

El dirigente taurino reconoció que están cortos de tiempo para llevar a cabo la temporada taurina en Bogotá, que por lo general se realiza en los meses de enero y febrero, pero se mostró confiado de poderla hacer si se define a tiempo la situación de las corridas de toros en Bogotá, tras el pronunciamiento del fallo.