Bogotá perdió a un defensor de los vulnerados: falleció el padre Nicoló

El sacerdote, fundador del Instituto Distrital de la Protección de la Niñez y la Juventud (IDIPRON), entregó su vida a los niños y jóvenes desamparados de la ciudad.

Archivo El Espectador

En la madrugada de este miércoles falleció en Bogotá el padre Javier de Nicoló, fundador y exdirector del Instituto Distrital de la Protección de la Niñez y la Juventud (IDIPRON).

El sacerdote de la comunidad Salesiana, de 88 años, permanecía recluido en el Hospital Universitario San Ignacio, donde falleció debido a complicaciones de salud: “Con profundo dolor pero con grande esperanza de la Misericordia de Dios, comunicamos la muerte del padre Javier de Nicoló este 22 de marzo, a las 11:08 p.m., en la ciudad de Bogotá”, reveló la comunidad religiosa.

El padre Nicoló trabajó por más de 40 años para garantizar y fortalecer los derechos de las poblaciones más vulnerables de la ciudad. En su trabajo con el Idipron, se calcula que más de 45 mil personas se rehabilitaron y formaron.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, reaccionó al fallecimiento y a través de su cuenta en Twitter sostuvo: "Lamento muerte del padres Nicoló, maravilloso ser humano que dedicó su vida a atender a nuestros niños y jóvenes vulnerables". 

El sacerdote Javier de Nicoló llegó a Colombia desde Italia, huyendo de la Segunda Guerra Mundial, en 1948. Fue misionero, primero, y luego pastor en la cárcel de menores.

Llegó al Idiprón en 1969, gracias a un acuerdo del Concejo en 1967, y después de un convenio con la Lotería de Bogotá. Desde entonces enfocó sus fuerzas al rescate de aquellos que viven en la calle, la mayoría, consumidos por la droga.

Temas relacionados